¿Para qué sirven los dos puntos?

25 ene. 2019 En: Palabras en Orden
 
Sobre un muro se encuentran dos libros y encima de ellos hay un ramillete de flores moradas.

Definición

Los dos puntos son un signo ortográfico que detiene el discurso para llamar la atención sobre lo que sigue, normalmente, enumeraciones, ejemplificaciones, ampliaciones o citas textuales; informaciones que siempre se relacionan con la idea anterior.

Se escriben unidos a la palabra o signo que los antecede y separado de la palabra o signo que los sigue (Real Academia Española, Diccionario de la lengua española, 2014, p. 1817 y Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 79).

 

Ejemplos

  • Varios son los ingredientes que se necesitan para hacer una torta: mantequilla, huevos, harina, azúcar, ralladura de limón, leche, polvo para hornear y esencia de vainilla.
  • Un salpicón se puede hacer con frutas: naranja, melón, fresa, pera, banano, mango, manzana, papaya y piña.

 

Usos

1. Se utilizan los dos puntos en las enumeraciones de carácter explicativo; es decir, aquellas antecedidas de un elemento que anticipa algo, como lo evidencia la frase subrayada en los siguientes ejemplos (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 79).

Ejemplos

  • El lunes monté en tres carros: uno azul, otro blanco y el último rojo.
  • De este modo de ser, me caen bien las personas: honestas, justas, nobles, sinceras e inteligentes.
  • Todos pueden llevar al asado lo que les quede fácil: carne, arepas, chorizos, mazorcas, papas, cebollas, tomates, pimentones...

 

2. Cuando los elementos de una enumeración se presentan en forma de lista, se pueden usar los dos puntos (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, 79).

Ejemplos

Los colores que más me gustan son:

  • rojo
  • azul
  • negro
  • blanco
  • gris

 

3. Cuando se escriben primero los elementos de una enumeración, los dos puntos sirven para cerrarla y darle entrada a un elemento que los engloba (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 79).

Ejemplos

  • Sin corrupción, transparente y honesta: así debe ser la política.
  • Con ají, ensalada, arepa, arroz y aguate: así me gusta la sopa de legumbres.

 

4. Se usan los dos puntos para separar una ejemplificación del elemento anticipador que la introduce —el subrayado en los ejemplos— (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 80).

Ejemplos

  • En ciertas ocasiones viene muy deportivo a la oficina: viene de tenis, camiseta y bluyín.
  • Hay cosas que nunca debes hacer en la vida: mentirles a las personas, por ejemplo.

 

5. Se usan los dos puntos después de los verbos que introducen literalmente las palabras dichas por alguien (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 80), o sea, en las citas textuales (tener en cuenta que lo textual es aquello, también, que alguien dijo, sin quitarle ni ponerle), donde se debe entrecomillar el enunciado, siempre y cuando, tenga hasta 40 palabras y si se toma desde el inicio, se debe empezar a escribir con mayúscula inicial.

Ejemplos

  • Sócrates dijo: “Solo sé que nada sé”.
  • Dice el refrán: “Más vale pájaro en mano, que ciento volando”.
  • El gerente informó: “Este año habrá un buen incremento salarial”.
  • El padre anunció: “La ceremonia tendrá lugar en la iglesia del barrio”.

 

6. En los diálogos, las palabras reproducidas tras los dos puntos, se introducen mediante la raya (—) y, generalmente, en párrafo aparte (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 80).

Ejemplos

  • Antes de que él llegara a visitarla, dijo:
    —Tengo muchos deseos de verlo.
  • Después de tomarse unos minutos para pensarlo, respondió:
    —No puedo acompañarlos a esta vez.

 

7. Si las palabras del discurso directo se anteponen al verbo, no se emplean los dos puntos, sino la coma o, en la reproducción de diálogos, la raya (—) (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 80).

Ejemplos

  • “La naturaleza es un encanto de la vida”, dijo Juanita González.
  • “Los animales son seres sintientes”, dijo Pedro Mendoza.

 

8. En las oraciones yuxtapuestas, se utilizan los dos puntos para conectar las oraciones que están relacionadas entre sí, sin necesidad de emplear otro nexo. Son varias las relaciones que pueden expresar, entre ellas las siguientes (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 81):

a. Causa-efecto: (En este caso también se puede utilizar el punto y coma)

Ejemplos

  • Cerraron el negocio: estaban en quiebra.
  • Está muy triste y deprimido: perdió su trabajo.

 

b. Conclusión, consecuencia o resumen de la oración anterior: (En este caso también se puede utilizar el punto y coma)

Ejemplos

  • Las tareas que le pusieron fueron muchas y no alcanzó a realizarlas todas: finalmente, perdió el año.
  • Tuvieron muy buenos resultados en la empresa y muchas ganancias les dejaron las ventas: al final, se fueron de vacaciones a Europa.

 

c. Verificación o explicación de la oración anterior y que suele tener un sentido más general: (En este caso también se puede utilizar el punto y coma)

Ejemplos

  • El ejercicio es bueno para la salud: ayuda al buen funcionamiento del organismo, a que los músculos y huesos se mantengan en un buen estado, a que la respiración sea mejor…
  • El cigarrillo es perjudicial para la salud: produce cáncer, cardiopatías, infartos, trombosis, pérdida de peso, disminución del apetito, tos, ronquera y muchas más consecuencias.

 

d. Oposición: (En este caso también se puede utilizar el punto y coma)

Ejemplos

  • Marcos no es malo: es bueno.
  • El examen no es hoy: es mañana.
  • Martha no es mi prima: es mi hermana.

 

9. Se utilizan los dos puntos después de algunos conectores de carácter introductorio que detienen el discurso con intención enfática, como: a saber, es decir, en conclusión, pues bien, dicho de otro modo, más aún, ahora bien… (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 81).

Ejemplos
-La palabra “vino” tiene dos acepciones, a saber: 1) vino es el pasado del verbo venir y 2) vino es la bebida alcohólica.
-Tranquilícese. Ahora bien: si le sigue doliendo, vuela al médico.
-Me dijo que vendría el próximo mes. Más aún: que pensaba quedarse a vivir aquí.

 

10. En títulos y epígrafes es frecuente el uso de los dos puntos para separar el concepto general del concepto parcial del que va a tratarse (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 81).

Ejemplos
-La comunicación social: teorías y desarrollo.
-La psicología infantil: fuentes y conceptos.

 

11. Seguidos de mayúscula inicial, los dos puntos sirven para separar epígrafes internos de un libro del texto que los sigue, cuando este comienza en la misma línea (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 82).

Ejemplos
-La Rebelión de los Comuneros: Levantamiento armado que estalló en la Nueva Granada en 1781.
-La Revolución Francesa: Tradicionalmente considerada como el indicador del final de una época histórica y el punto de arranque de una nueva etapa: la Edad Contemporánea.

 

12. Se usan los dos puntos para las formas de saludo en las cartas y otros documentos. Tener en cuenta que el enunciado que va después del saludo se escribe con mayúscula inicial y en párrafo aparte (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 82).

Ejemplos
-Buenos días, profesor Juan:    
En la conversación que sostuvimos la semana pasada, usted me dijo…

-Estimado doctor:
Le agradecería que cuando le quedara fácil, sacara un tiempo para que se sentara a hablar conmigo sobre la propuesta…

 

Nota: No se debe utilizar la coma en lugar de los dos puntos en las fórmulas de saludo de cartas y otros documentos (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 82).   

 

13. Se utilizan los dos puntos en textos jurídicos y administrativos, como decretos, edictos, sentencias, bandos, certificados o instancias, después del verbo que presenta el objetivo fundamental del documento (certificar, exponer, solicitar…) y cuya escritura va completamente en mayúsculas. La primera letra del enunciado que va después de dicho verbo se escribe con mayúscula y en párrafo aparte (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 82).

Ejemplos
-CERTIFICO:
Que conozco al señor Pedro Pablo Soto Cardona y puedo dar fe de que es un hombre honesto, trabajador, sincero, transparente, comedido….

-SOLICITO:
Que a mediados del mes de febrero me sea despachada la mercancía que…

 

14. Después de los dos puntos que siguen a términos de carácter enunciador, como ejemplo, advertencia, nota, etc., cuando preceden a enunciados con plena independencia sintáctica y de sentido, sea cual sea su extensión (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012).

Ejemplos
-ADVERTENCIA: Medicamento fuera del alcance de los niños.

-Nota: Por cada error de ortografía se rebaja una décima.

 

¿Cuándo NO se deben utilizar los dos puntos?

1. Ante las enumeraciones que carecen de un elemento anticipador (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012).

Ejemplos
-Escrito por: Carolina Zapata, Mario Jiménez, Verónica Aristizábal y Mateo Fernández.
-Mis actividades favoritas son: viajar, bailar, cocinar, escribir y leer.

 

2. Delante de los conectores (RAE, El buen uso del español, 2013, p. 76).

Ejemplos
-Ha estudiado mucho para ganar el examen: en consecuencia, deberá pasar el semestre.
-Siempre quiso docente: sin embargo, actualmente, trabaja como reportero.

 

3. Cuando se usa el adverbio como para dar paso a los ejemplos (RAE, El buen uso del español, 2013, p. 75).

Ejemplos
-Me gustan los géneros musicales como: salsa, tropical, balada, bolero, rock, tango y merengue.
-Cuando estaba en el colegio perdió cursos como: Física, Química, Cálculo y Trigonometría.

 

4. Cuando lo que se reproduce es una construcción de estilo indirecto, en la que el verbo que introduce el enunciado va seguido de las conjunciones que o si (RAE, El buen uso del español, 2013, p. 75).

Ejemplos
-No tenía claro si: llamarla o visitarla.
-Finalmente dijo que: iría con nosotros al viaje.

 

5. No se deben poner los dos puntos repetidos en un mismo enunciado, pues eso hace difícil la percepción de las relaciones entre las unidades lingüísticas (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 80). Se recomienda para ello el uso de otros signos o modificar la redacción.

Ejemplos de formas incorrectas
-Se necesitan dos grupos: uno que se vaya por la izquierda y el otro, por la derecha: el primer grupo nos avisa si encontraron el camino y el segundo hace los mismo.
-Fueron muchos los inconvenientes ocasionados por la pavimentación de la vía:  cierre total de ese sector: los carros no podían entrar a los garajes de las casas, la gente que llevaba su mercado buscó ayuda para que le ayudaran a cargar los paquetes y los niños, por el polvo, no podían salir a la calle.

Ejemplos de formas correctas
-Se necesitan dos grupos: uno que se vaya por la izquierda y el otro, por la derecha; el primer grupo nos avisa si encontraron el camino y el segundo hace los mismo.
- Fueron muchos los inconvenientes ocasionados por la pavimentación de la vía: cierre total de ese sector; los carros no podían entrar a los garajes de las casas, la gente que llevaba su mercado buscó ayuda para que le ayudaran a cargar los paquetes y los niños, por el polvo, no podían salir a la calle.

 

¿Se escribe con mayúscula o minúscula después de los dos puntos?

-Generalmente, se escribe minúscula tras los dos puntos, pero hay algunos casos donde debe utilizarse mayúscula después de ellos.

 

¿Cuándo va mayúscula después de los dos puntos?

1. En el encabezamiento de las cartas y otros documentos (RAE, El buen uso del español, 2013, p. 105).

Ejemplo

  • Apreciado doctor Gómez:
    En el correo electrónico que le envié ayer está la fecha de la reunión.

 

2. En la reproducción de palabras textuales (RAE, El buen uso del español, 2013, p. 105).

Ejemplo

  • El expresidente dijo: “Ese tal paro no existe”.

 

3. Después de los dos puntos que cierran epígrafes o subtítulos de un libro o documento, cuando el enunciado que va tras ellos va en la misma línea (RAE, El buen uso del español, 2013, p. 105).

Ejemplo

  • La Comunicación Audiovisual: Es una de las áreas de la Comunicación Social.

 

4. Después de las expresiones enunciativas como a continuación o siguiente(s), si la explicación o enumeración continúa en el párrafo siguiente (RAE, El buen uso del español, 2013, p. 105).

Ejemplo

  • El arroz con pollo se hace tal como se explica a continuación:
    Primero, se hace el arroz, luego, se le echa el pollo, las salchichas, las verduras y el sofrito de pimentón y cebolla, después, la pasta de tomate.

 

¿En qué otros contextos se utilizan los dos puntos?

Se usan como símbolo matemático de división y como separador de horas (RAE, Ortografía básica de la lengua española, 2012, p. 79).

 
Dora Luz Muñoz Rincón
Por:
Dora Luz Muñoz Rincón
Magíster en Comunicación Educativa
Facultad de Comunicación Social - Periodismo
Categoría:

Artículos que te pueden interesar

  • Todos los derechos reservados
  • Términos y Condiciones
  • Política de Privacidad
  • Septiembre de 2016 - Colombia
  • Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
  • Acreditación Institucional de Alta Calidad Multicampus. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años. Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional.