Superalimentos: héroes para la salud

10 nov. 2020 En: Divulgación Científica UPB
 
Superalimentos

La industria de los alimentos, los investigadores y los consumidores vienen buscando, hace aproximadamente dos décadas, diversas maneras de lograr una alimentación más saludable. Esta tarea dio origen a lo que se conoce como superalimentos o superfoods.

Aunque aún no existe una definición regulada o con base científica, en general, según el texto Superfoods or Superhype?, publicado en el portal de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, un alimento es llamado así cuando ofrece niveles de nutrientes deseables y está vinculado a la prevención de una enfermedad, o se cree que ofrece varios beneficios para la salud física o emocional, más allá de su valor nutricional.

El término también se ha popularizado en los medios de comunicación para referirse a una alimentación saludable, un encuentro con lo natural y una producción más sostenible. Tal vez no lo sabías, pero, algunos de estos superalimentos forman parte de nuestras dietas cotidianas, pues, endulzamos con miel de abeja, tomamos juego de borojó, consumimos aguacate, o saboreamos con regularidad coloridas ensaladas de frutas.

Hoy se reconocen de esta manera a muchos de los alimentos cultivados en nuestro territorio porque contienen propiedades que favorecen la salud, ya sea por sus compuestos antioxidantes, por sus cualidades digestivas, que regulan la flora microbiana, o por favorecer la calidad del sueño. Sin embargo, se debe tener en cuenta que un superalimento por sí solo no basta para tener una buena salud, ellos deben ser parte de una dieta adecuada y equilibrada, que se complementa con el ejercicio físico y una correcta higiene del sueño.

Algunas personas suman a su definición que deben ser lo más naturales posibles y, en ese sentido, producidos de manera orgánica, lo que garantiza que no existan trazas de fungicidas ni pesticidas. Generalmente, son de origen vegetal, pero, también se incluyen en este grupo algunos pescados, especialmente, aquellos que se han obtenido de una pesca sostenible.

¿Y de dónde salió ese término?

Los científicos y los nutricionistas, quienes estudian formalmente los alimentos, no tuvieron nada que ver. El primer ejemplo registrado tuvo lugar a principios del siglo XX, alrededor de la primera guerra mundial, cuando la multinacional estadounidense United Fruit Company resaltaba la practicidad del banano en la dieta diaria por sus propiedades y bajo costo.

El término se popularizó aún más después del respaldo de algunas revistas médicas.

 
Plátanos

Ilustradora: Daniela Salazar Salazar

Allí se publicaron hallazgos sobre una dieta de banano para tratar afecciones como la enfermedad celíaca (trastorno digestivo), y la diabetes.
Luego, la Asociación Médica Estadounidense anunció que los plátanos en la dieta de un niño podían aliviar la enfermedad celíaca o curarla (el gluten aún no se había descubierto como el verdadero culpable). Así, el plátano se convirtió en un emblema de salud, y las madres hicieron de este un alimento básico para sus hijos, incluso, si no padecían la enfermedad.

Estos resultados fueron utilizados por la industria alimenticia para su material promocional. La prensa popular hizo alarde de titulares sobre los bananos y, de esta manera, originaron la moda de la dieta del plátano.

 

El origen del concepto da cuenta de su utilidad para impulsar ventas, más que para ofrecer recomendaciones nutricionales óptimas.

 

La tendencia por el consumo de los superalimentos, que inicia con el movimiento Healthy food, o, “consumo de comida saludable”, trajo consigo la necesidad de obtener mayor información sobre lo que se come. Los consumidores se convirtieron en personas más atentas a las tablas nutricionales, preocupadas por una alimentación consciente, que les permita comprender cómo se elaboran los alimentos y cuáles son sus verdades propiedades.

¿Por qué favorecen nuestra salud?

En general, porque contienen nutrientes esenciales para el organismo de las personas, lo que no quiere decir que los contengan todos. Según sus características fisicoquímicas pueden tener uno u otros nutrientes. Por ejemplo:

  • Antioxidantes: asociados a disminuir la aparición de cáncer y mantener la regeneración celular
  • Ácidos grasos insaturados: previenen problemas cardíacos
  • Fibra soluble e insoluble: necesaria para el correcto funcionamiento del aparato digestivo
  • Compuestos fitoquímicos, minerales y vitaminas.

Es importante recordar que el balance de nutrientes solo se logra mediante el equilibrio y la variedad en la dieta. Este se alcanza cuando se consumen diferentes alimentos, especialmente, aquellos con muy buenas características nutricionales, sin olvidar hacer ejercicio físico regularmente.

Clasificación

 
Guayaba

Imágenes del VI Concurso de Fotografía Científica: La Ciencia en Imágenes.

 
Detalle de guayaba

Serie: Texturas. Autor: Camilo Andrés García

Para que aprendas a diferenciarlos, es importante reconocer los subgrupos en los que se dividen, dependiendo del contenido nutricional y su denominación. El centro tecnológico español, AINIA (2020), los clasifica así:

  • Frutas: granada, arándano, frambuesa, fresa, uva, acai Berry.
  • Frutos secos: nuez, almendra
  • Cereales: teff, trigo sarraceno. 
  • Legumbres: frijol rojo, cacao, batatas, adzuki.
  • Semillas: chía.
  • Verduras: brócoli, espinaca.
  • Algas: espirulina, chlorella, alga kombu.
  • Lácteos: kéfir, leche de burra.
  • Hierbas: jengibre, ginkgo biloba, té.
  • Productos de abeja: miel, jalea real, ceras

Además, algunos pseudocereales como la quinua y el amaranto, y, en general, el pescado.

Superalimentos a nuestro alcance

A continuación, te presentamos algunos de esos heroicos alimentos de fácil adquisición en nuestro país y  cómo ayudan al organismo: 

 
Cultivo de uchuva

Autor: Juan José Saldarriaga

Aguaymanto o uchuva: contiene alta cantidad de antioxidantes, abundante concentración de vitaminas A, B y C, y de minerales como el calcio, hierro y fósforo. Es de gran ayuda para las alergias y combate padecimientos respiratorios como el asma o la sinusitis. También mejora el sistema inmunológico y cardiovascular.
Quinoa o quinua: pseudocereal que se destaca por tener alto contenido proteico, ser rica en fibra y vitaminas B, C, E y niacina, antioxidantes, además, de su contenido rico en minerales. Posee un bajo índice glucémico, ayuda al estreñimiento, controla niveles de colesterol en sangre, es gran fuente de energía.
Antiestrés natural, disminuye las migrañas y fortalece la piel y cabello.

Acerola o cereza acerola: aporta vitamina C, vital para la salud del cerebro, reducir el estrés y la ansiedad, con poder antioxidante.

Aguacate: buena fuente de antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales, además, de sus grasas monoinsaturadas saludables para el corazón. Se le atribuyen propiedades de regulación del sistema nervioso y la hipertensión, control de peso y protección cardiovascular.

Conoce las investigaciones de la UPB sobre el aguacate Hass

 

Sacha inchi o maní inca: reconocido principalmente por su alto contenido en ácidos grasos insaturados, como Omega 3, 6 y 9; y en proteínas. Apropiado para reforzar el sistema inmunológico y cardiovascular, y contribuir con el cuidado de la piel y el cabello.

Conoce la investigación sobre buenas prácticas agrícolas y de seguridad alimentaria de Higuerilla y Sacha inchi

 

Cacao: se destaca por su poder antioxidante, alivia el estrés gracias a la teobromina, reduce los niveles de colesterol, alivia el mal humor gracias a la anandamida, combate enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares, funciona como diurético, excelente para el desempeño sexual.  Además, hidrata el cuerpo y ayuda a evitar el cáncer de piel.

Lecturas recomendadas:

El Poder Mágico de los Superalimentos  Peter y Beryn Daniel (2019). 

Superalimentos para una vida sana: Prólogo del Chef Gonzalo D'Ambrosio

 

Referencias

Superalimentos. AINIA (2020).
¿Superfoods or Superhype? The nutrition source. Harvard University. School of Public Healt. T.Chan. (5 de noviembre 2020).
Superalimentos. Econoticias (3 de noviembre 2020).
Superalimentos. Phytoactif (3 de noviembre 2020).
Revelación nutricional: la palta, cómo se convirtió en el "superalimento" del siglo XXI. Infobae (3 de noviembre 2020).  
Food value of the banana: Opinion of leading medical and scientific authorities. United Fruit Company, Boston. 1917.
Rooted in America: Foodlore of Popular Fruits and Vegetables. Wilson, D.S., Gillespie, A.K. University of Tennessee Press, 1st 1999.
Cocina fácil. 10 beneficios del cacao. Josselin Melara. (5 de noviembre de 2020). 

 

Los autores son investigadores de la Facultad de Ingeniería Agroindustrial de la Universidad Pontificia Bolivariana e integrantes del  Grupo de Investigaciones Agroindustriales

Foto portada: Claudia Villegas 

 

 
Foco Agua, Alimentación y Territorio
Por:
Lina María Vélez Acosta y Robin Octavio Zuluaga Gallego
Investigadores
Grupo de Investigaciones Agroindustriales
Categoría:

Artículos que te pueden interesar

Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años.
Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional. Nit UPB: 890.902.922-6. Todos los derechos reservados