Inicio del contenido principal

Belisario, entre la política y la paz

Disponible en:Medellín11 dic. 2018

 
Belisario Betancur

Agencia de Noticias UPB - Medellín. Convertirse en Presidente de la República siempre estuvo en los planes de Belisario Betancur. Tras años de intento por alcanzar el cargo más importante del país, bajo los ideales de cohesión nacional, este amagaseño, gradudado de la Facultad de Derecho de la Universidad Pontificia Bolivariana, logró imponerse en 1982 sobre Alfonso López Michelsen. 

Como hombre amante de las letras, Belisario escribió importantes textos sobre la realidad política colombiana, pues el enfoque de su carrera como abogado de la UPB, lo formó como un defensor de la verdad y un promotor de la conciencia social. Su pasión por el mundo de las leyes la combinó con sus publicaciones en diarios como El Colombiano, asuntos que lo llevaron a convertirse en un defensor de los principios del Partido Conservador. Sus argumentos le valieron el sentimiento común de muchos de sus lectores, lo que empezó a catapultarlo a la arena política nacional.

Por su ideal

“Me desectaricé”, con esta frase, Betancur acompañó sus pocas intervenciones en tertulias políticas con amigos y conocidos. Aunque siempre se le ha atribuido su ideología al Partido Conservador, Belisario tuvo una profunda evolución en sus posturas. Para Juan José García, periodista y docente de la Facultad de Comunicación Social - Periodismo de la UPB y amigo cercano de Belisario, el expresidente debe su viraje político a la lectura, “pues fue su amor por los libros lo que le permitió obtener un pensamiento independiente”. 

Jesús Vallejo Mejía, profesor de Teoría Constitucional de la Facultad de Derecho de la UPB, considera a Belisario como “un hombre que refleja los grandes cambios que hubo en las tendencias políticas de Colombia”. En palabras del docente, aunque Belisario tuvo un origen en el sector más tradicionalista del conservatismo, el tiempo y otros factores se encargaron de cambiar su pensamiento: “era defensor de Laureano Gómez desde sus inicios políticos en los años 30 hasta comienzos de los 60, pero se fue alejando por la influencia de la Doctrina Social de la Iglesia”.

La militancia con los cristiano-demócratas le valió la amistad con Guillermo León Valencia y Carlos Lleras Restrepo, lo que llevó a Belisario a ser ministro de trabajo. Sus ideas por los derechos de los colectivos y la protección de los trabajadores, le trajeron constantes críticas, muchas más desde las élites y de los sectores conservadores que lo consideraban un contendiente en surgimiento. “En una ocasión, al defender los intereses del sindicato de una compañía fabricante de tubos, muchos políticos de oposición a León Valencia, se le vinieron encima, lo que provocó que Belisario tuviera que salir de esa cartera”, dijo Jesús Vallejo Mejía.

Pasados los intentos, varios movimientos fueron convocados por los ideales de Rafael Núñez, de una sociedad con intereses comunes, lo que demanda la unión de muchos sectores y partidos políticos. Fue así como nació el Movimiento Nacional, el cual le dio su apoyo incondicional a Belisario. Betancur se convirtió en el ciudadano número 53 en ser presidente de Colombia.  

Fueron muchas las batallas que dio contra sus opositores, inclusive, sus intentos de unir al país en un solo propósito: la paz. Belisario idealizó un fin a la guerra, pero constantes acontecimientos durante su gobierno, debilitaron el anhelo que sometido al clamor, tuvo que esperar 34 años más.

Con una visión más independiente de la clase política tradicional, Betancur decidió continuar de forma activa con sus prosas literarias. El hombre que dormía solo en medio de los libros de la Biblioteca de la Universidad Pontificia Bolivariana, siguió contribuyendo en las amplias esferas del mundo ilustrado.

Sin embargo, se destacan las declaraciones en las que felicitó al gobierno de Juan Manuel Santos en su estrategia por darle fin al conflicto armado interno, pues Belisario se consideraba un defensor de la paz como derecho primordial para todo colombiano. Como buen jurista, el expresidente, más que protector del interés individual, apostó por el bienestar de todos los ciudadanos.

 

 
Belisario Betancur

 

 

Betancur y la Doctrina Social de la Iglesia

 

En Colombia, la Democracia Cristiana se forjó en procura de la justicia social. Pasados los años 50, Belisario comenzó a apartarse de los ideales tradicionales de Laureno Gómez y comenzó su acercamiento con la doctrina que, en otrora, era considerada la izquierda. Dicha labor fue asumida por Álvaro Gómez, quien tiempo después se convirtió en férreo crítico de Betancur, luego de la ruptura del expresidente con amigos del conservatismo.

“Cuando cumplí los 21 años, mi primer voto fue por Belisario Betancur. Obtener la mayoría de edad de ese entonces, y apoyar desde el Partido Cristiano Demócrata a Betancur, era para mí un gran aliciente”, expresó Juan José, para quien la amistad con Belisario le valió tener muy de cerca a un ilustre escritor e ideólogo: “A la UPB venía mucho a nuestras tertulias literarias con Otto Morales. Los debates se tornaban muchas veces acalorados, pero Belisario era un hombre que apaciguaba con su peculiar forma de ser”.

Juan José, al igual que muchos quienes apoyaron su llegada al poder, se permite tener muy buenos recuerdos de Belisario: “Demostró que se puede ser independiente y que el poder y el estatus con las élites no debe ser tema del primer mandatario. Él fue un hombre que razonó, desde mucho antes de llegar a la Casa de Nariño, sobre el cambio social que se puede dar en Colombia, si quien toma las decisiones más importantes del país piensa en el bienestar colectivo”. 

Agencia de Noticias UPB.

  • Todos los derechos reservados
  • Términos y Condiciones
  • Política de Privacidad
  • Septiembre de 2016 - Colombia
  • Universidad sujeta a inspeccion y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
  • Reacreditación en Alta Calidad por 8 años. Resolución 02444 del MEN - Febrero 22 de 2017.