Inicio del contenido principal

Los Atehortúa Urrego: una familia con tradición silletera

Disponible en:Medellín14 ago. 2019

 
Aquí estan la Familia Atehortúa

De izquierda a derecha: Julieta, Matías y Óscar Alonso Atehortúa

Óscar Alonso Atehortúa Ríos y Diana Beatriz Urrego Rúa, son los papás de dos estudiantes en Medellín: Matías y Julieta Atehortúa Urrego. Tres de ellos participaron el 11 de agosto, en la versión 62 del Desfile de Silleteros de la Feria de las Flores. Conoce su historia. 

Óscar Atehortúa es docente del Colegio de la UPB hace siete años, en el área de Ciencias Sociales en Bachillerato; desde que tenía trece años de edad, con el ejemplo de sus padres, se ha involucrado en la elaboración de los cuatro tipos de silletas: tradicional, monumental, emblemática y comercial, y se ha vinculado a diferentes muestras en el Oriente antioqueño y en Medellín. Para él, es un gusto poder trasmitirles a sus hijos el amor por la construcción de las silletas, cumpliendo desde hace tres generaciones con la trayectoria cultural.

Por su parte, Matías Atehortúa, del grupo 3°2, tiene ocho años de edad y caminó por primera vez con una silleta tradicional en el desfile de Medellín, gracias a uno de los 60 cupos que sorteó la Corporación de Silleteros de Santa Elena, en la categoría infantil. Este escolar hace parte de esta tradición desde los siete años de edad, en las actividades de su localidad.   

Julieta Atehortúa, del grupo 9°6, mencionó que el desfile de silleteros es muy importante para ella, porque desde muy pequeña, cuando tenía ocho años de edad, sus padres le inculcaron el orgullo que se siente cargar una silleta. En esta oportunidad, ella desfiló con una tipo monumental: “La primera vez se me sentí muy nerviosa, pero cuando empezó el desfile, se me olvidó que llevaba ese peso tallándome en los hombros”. Y añadió:

En esa ocasión había ganado el tercer puesto; cuando llegué al lugar de premiación, mi mamá que me estaba acompañando; las dos vimos que una de las organizadoras nos había puesto un botón verde en la silleta, pero no sabíamos qué era, hasta que nos llevamos la sorpresa, porque alguien nos dijo que ese era el reconocimiento de finalistas, y luego fue que me premiaron”.

 
aqui están De izquierda a derecha: Oscar Atehortúa Ríos cargando a Matías y su esposa Diana Urrego con Julieta.

De izquierda a derecha: Óscar Atehortúa Ríos cargando a Matías y su esposa Diana Urrego con Julieta.

Todos los miembros de este núcleo familiar coincidieron en expresar que, actualmente trabajan para continuar con la tradición y este Patrimonio Cultural Inmaterial que dejaron como legado sus abuelos. Ver la resolución del Ministerio de Cultura sobre la manifestación cultural silletera.

Para los Atehortúa Urrego, no ha sido fácil cumplir con las responsabilidades regulares en esta época de Feria de Flores, porque el rol docente de Óscar implica tener tiempo de dedicación extra para revisar trabajos y exámenes, al igual que sus hijos, que son estudiantes y deben cumplir con horarios rigurosos de estudio.

De igual forma, Diana Urrego, también se involucra con las actividades de su familia. Ella ejerce la enfermería como profesión, y aunque no carga silletas, ayuda de forma constante a sus hijos y esposo en la construcción de ellas, animándolos para que sigan participando del desfile, y dándoles herramientas tales como agua e implementos necesarios para el recorrido.

Óscar también fue presidente la Corporación de Silleteros Santa Elena, durante cuatro años, hasta marzo del 2019. Esto le permitió adquirir muchos aprendizajes que le han llevado a conocer cómo se comportan las familias de silleteros, cuáles son sus objetivos sociales y responsabilidades para cumplir con esta encomienda paisa. “En total son 420 contratos que expide la Alcaldía de Medellín para todos los silleteros. El vínculo con esta tradición se establece por herencia, por la obtención de esta contratación y además se debe tener una finca en Santa Elena con flores nativas de la región”, explicó.

Por otro lado, los dos escolares Bolivarianos han sido beneficiarios del programa denominado “Silleteando ando”, de la Corporación de Silleteros, donde los niños y niñas campesinos aprenden todas esas facetas culturales para alcanzar la experticia que se requiere para saber cómo preparar la tierra, cosechar las flores, saber cuáles son más viables para su conservación y entender la trasmisión de valores de identidad que se inculca en las familias.

 
Aquí están de izquierda a derecha: el abuelo Reinaldo Atehortúa Athortúa, Matías, Óscar y Julieta Atehortúa.

De izquierda a derecha: el abuelo Reinaldo Atehortúa Athortúa, Matías, Óscar y Julieta Atehortúa.Tomada de la separata 12 de agosto 2019, del periódico El Colombiano

Para finalizar, estos Bolivarianos invitaron a todas las personas a que cada año puedan experimentar la diferencia de cada desfile, asistir a la Avenida Regional y disfrutarlo para apreciar los colores, olores y la identificación de empuje y proyección de los campesinos del Oriente, porque todo el que quiere puede, y aunque es un privilegio que llevan muy pocos, tienen una identidad marcada digna de admirar.

 

Agencia de Noticias del Colegio de la UPB

  • Todos los derechos reservados
  • Términos y Condiciones
  • Política de Privacidad
  • Septiembre de 2016 - Colombia
  • Universidad sujeta a inspeccion y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
  • Reacreditación en Alta Calidad por 8 años. Resolución 02444 del MEN - Febrero 22 de 2017.