Inicio del contenido principal

Escolares buscan solución a problemas ambientales y sociales con botellas PET

Disponible en:Medellín10 may. 2019

Según la Superintendencia de Servicios Públicos Mobiliarios (Superservicios), Antioquia fue el segundo departamento en Colombia con mayor disposición de residuos para el año 2014. Teniendo presente esta cifra y los diferentes problemas residuales que se presentan en Medellín, cuatro estudiantes de la institución educativa trabajan en un proyecto de investigación que busca darle un uso a este tipo de botellas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

 

 

 
Estudiantes investigadores (de izq. a der.) Maria Alejandra Salinas Bustamante, Mateo Arango Barreneche, Esteban Jaramillo Restrepo y Juan José Arroyave Marín

Estudiantes investigadores (de izq. a der.) María Alejandra Salinas Bustamante, Mateo Arango Barreneche, Esteban Jaramillo Restrepo y Juan José Arroyave Marín

 

El tereftalato de polietileno o PET (por sus siglas en inglés) es el tipo de plástico más usado en el mundo debido a su ligereza, resistencia, propiedades aislantes y también porque su composición química permite cierto grado de regeneración; las industrias de bebidas azucaradas, cosméticos, fármacos y champús, son las que tienen más vigente el uso de este tipo de envases.

La empresa Enka aseguró que el material PET puede ser reutilizado infinitas veces y sirve además para producir nuevos materiales. La misma compañía afirmó que en Colombia solo se recicla el 31% de este material. Esta razón llevó a Mateo Arango Barreneche, Juan José Arroyave Marín, Esteban Jaramillo Restrepo y María Alejandra Salinas Bustamente, de 11°6, a pensar y buscar la manera en que estos envases sirvan para mejorar la calidad de vida, a la vez que se aporte al mejoramiento del medio ambiente.

Fue así como descubrieron la necesidad existente en la comunidad que vive en las laderas de la quebrada La Bermejala, en Itagüí, Antioquia; este afluente no se encuentra completamente canalizado, lo que ha hecho que las inundaciones sean una constante para la población, situación que motivó a los escolares a buscar posibles alternativas para lograr la prevención eficiente de esta problemática.

Durante su indagación pudieron recordar las experiencias aprendidas en la academia: “En séptimo nos enseñaron la importancia de los ecoladrillos, que literalmente tienen la habilidad de convertirse en verdaderos ladrillos”, comentó Juan José Arroyave. Hacer memoria les permitió encontrar una herramienta con grandes posibilidades de convertirse en un muro de contención que brindara solución a los desastres ambientales y otorgara una forma de concientizar a la comunidad, tal y como piensan hacerlo cuando comiencen su etapa de implementación antes de final de este año.

El arquitecto, Michael E. Reynolds, de la Universidad de Cincinnati en Estados Unidos, afirmó que existen varios referentes a nivel mundial de construcción con base en material reciclable. Ante esta orientación, los jóvenes tomaron la decisión de producir ecoladrillos con botellas PET rellenas con material inorgánico, para luego iniciar un proceso de construcción que prevenga, en última instancia, las inundaciones.

 

 
Estudiantes investigadores presentando a la comunidad educativa los ecoladrillos

Estudiantes investigadores presentando a la comunidad educativa los ecoladrillos

 

El problema de contaminación es muy grande; hay más botellas que personas. Descubrimos que el PET es un material inorgánico que nunca se pudre. Por eso quisimos centrarnos en una comunidad que necesitara una solución a sus problemas y que esta se pudiera dar por medio de estrategias de reciclaje. También se trata de concientizar y hacerlos entender la importancia de estas soluciones”, aseveró Mateo Arango.

El magíster Jerson Andrés Parra Cardona, docente asesor de la investigación, indicó que el proyecto es una oportunidad para mostrar a la institución y su compromiso social, anexando que es también la ocasión perfecta para concientizar con respecto a la necesidad que existen de buscar nuevos métodos y alternativas de reciclaje que aporten de algún modo a mejorar la sociedad y el ambiente.

La contaminación plástica es uno de los graves problemas que azota a Colombia. Así lo ha calificó la ONG ambientalista Greenpeace en el mes de marzo de 2019. Para la UPB y su Colegio, la reciente certificación en Carbono Neutro se vuelve un compromiso para desarrollar estrategias que motiven los deseos de cambio y mejora. Tal y como sucedió con estos estudiantes Bolivarianos quienes pasaron a ser parte de la solución y buscan ahora entregar herramientas que creen conciencia en la comunidad.

 

Por: José Luis Tapias Ferrer – Agencia de Noticias Colegio de la UPB

Corrección de estilo: Cristian Camilo Zapata Mesa - Comunicador Social Colegio de la UPB

 

  • Todos los derechos reservados
  • Términos y Condiciones
  • Política de Privacidad
  • Septiembre de 2016 - Colombia
  • Universidad sujeta a inspeccion y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
  • Reacreditación en Alta Calidad por 8 años. Resolución 02444 del MEN - Febrero 22 de 2017.