Humanismo, razón y ciencia, ejes para la transformación de la educación. Asamblea RUCC

Disponible en:Medellín12 oct. 2021

Agencia de Noticias UPB - Medellín. La Universidad Pontificia Bolivariana fue la sede de la asamblea de rectores de la Red de Universidades Católicas de Colombia – RUCC –, espacio que tuvo como eje central el análisis y la reflexión de la responsabilidad de estas instituciones frente a los retos tecnológicos y el papel y aporte de la red a la educación de Colombia.

Este encuentro se realizó el 11 y 12 de octubre y tuvo la participación de 35 rectores, provenientes de 25 universidades católicas, con sus respectivas seccionales.

 
Derecha a izquierda: rector general Universidad San Buenaventura, Fray Ernesto Londoño y rector general de la UPB, Julio Jairo Ceballos Sepúlveda.

Derecha a izquierda: rector general Universidad San Buenaventura, Fray Ernesto Londoño y rector general de la UPB, Julio Jairo Ceballos Sepúlveda.

En el encuentro, la RUCC también presentó el avance del Pacto Educativo Global y el informe general y pronunciamiento para la Asamblea Eclesial 2021 para América Latina y el Caribe. Además, se llevó a cabo la elección de la nueva junta directiva, donde se reeligieron tanto al presidente, rector de la Universidad San Buenaventura, Fray Ernesto Londoño; como al vicepresidente, rector de UPB, Julio Jairo Ceballos Sepúlveda.

La RUCC también conmemoró en este espacio los 85 años de fundación de la Universidad Pontificia Bolivariana.

 
Reconocimiento de la RUCC a la UPB por sus 85 años de fundación.

Reconocimiento de la RUCC a la UPB por sus 85 años de fundación.

 

Retos tecnológicos de la educación

Uno de los temas que se abordaron en la asamblea fue la responsabilidad de las universidades católicas frente a los retos tecnológicos, en una sociedad, citada por diversos rectores, como líquida. Este concepto fue creado por el filósofo Zygmunt Bauman, refiriéndose a la rapidez de los cambios en una sociedad y a una debilitada relación con el otro.   

En los planteamientos que surgieron para dar solución a estos nuevos retos, el vicerrector académico de la UPB, Álvaro Gómez Fernández, invitó a enfocar la educación hacia las habilidades del Siglo XXI, basado en proposiciones de la Unesco, organismo que plantea que la educación esté sustentada en el desarrollo de la creatividad, la innovación, el pensamiento crítico, la comunicación, el razonamiento cuantitativo y lógico.   

 
Jornada del 11 de octubre

Jornada del 11 de octubre

 
Jornada del 12 de octubre

Jornada del 12 de octubre

Para esta entidad y las universidades católicas es importante acatar estas propuestas ya que la tecnología, tal como la robótica avanzada, los vehículos autónomos, los nuevos materiales, el internet de las cosas, la biología sintética, entre otros recursos tecnológicos que van en aumento, tienden a modificar, en tan solo 5 años, un 33 % los puestos de trabajo u ocupaciones que se desempeñan actualmente.  

En la conferencia La responsabilidad de la Universidad Católica frente a los retos tecnológicos, se citó al científico y empresario Kai-Fu Lee, quien en una entrevista titulada Cómo la inteligencia artificial ayudará a los profesores, señaló que “la educación necesita ser reiniciada y se le debe enseñar a las personas lo que la inteligencia artificial no puede hacer, para que el futuro no sea desolador”.    

 
Rectores de la RUCC

Rectores de la RUCC

“Resumimos en 4 grandes retos lo que debemos abordar y enfrentar como universidades católicas: el primero, es aportar al desarrollo científico y tecnológico en el marco de la Cuarta Revolución Industrial; dos, es cómo aceleramos y profundizamos en la comprensión y en el discurso y debate de esas implicaciones de la tecnología en la sociedad; tres, cómo formamos profesionales científicos con una profunda comprensión y convicción del desarrollo de la ciencia, pero a favor de lo humano y de la vida en todas sus expresiones; cuarto, la necesidad de humanizar la tecnología como lo hemos visto en este encuentro; y, por último, nosotros hacemos un llamado al trabajo conjunto y cooperación”, expresó el vicerrector académico, Álvaro Gómez Fernández.   

   

Enfoque desde la Iglesia Católica  

 
Arzobispo de Medellín, Monseñor Ricardo Tobón Restrepo.

Arzobispo de Medellín, Monseñor Ricardo Tobón Restrepo.

En la Asamblea de la RUCC también se contó con la participación del arzobispo de Medellín, Monseñor Ricardo Tobón Restrepo, quien resaltó como oportuna y necesaria la reunión, con el fin de encontrar los caminos más óptimos para poner el evangelio en el campo de la educación superior.  

En las diversas intervenciones de rectores, delegados y desde la figura de la iglesia católica, se habló sobre los cambios desde todas las dimensiones de la vida, desde lo cultural, económico, metafísico, religioso, entre otros aspectos, cambios a los que se le atribuyen los nuevos retos de la educación, los cuales la universidad católica debe afrontar con responsabilidad  

Vivimos en una emergencia de no saber transmitir el patrimonio sociocultural a las nuevas generaciones, (…) pero no podemos pensar que esta realidad es una catástrofe, es la evolución de la humanidad (…) y es un cambio que nosotros debemos ver claramente y asumirlo con responsabilidad”, expresó el arzobispo de Medellín, Monseñor Ricardo Tobón.  

Para ello, el arzobispo formuló algunas preguntas que se deben hacer las universidades católicas, en relación a lo que son y hacen:  

  1. ¿Cómo transmitir a las nuevas generaciones el patrimonio de la humanidad sin intervenir en su libertad y sin entorpecer su creatividad?  
  2. ¿Qué debe ser y hacer hoy la educación?  
  3. ¿Cuál es la identidad y cómo debe entender su misión una universidad católica?  
 
Varios rectores
 
Varios rectores

Para lograr resolver estas preguntas, los participantes de la asamblea mencionaron que es imprescindible poner a los estudiantes, empleados y sus familias en el centro de todo, para así, ofrecerles una formación integral, donde la ciencia dialogue con lo humano y donde estén presentes los valores y la ética, con el fin de que las personas logren la realización de la existencia humana.  

Las universidades católicas tienen entonces el reto de la preservación de los derechos humanos y este ya no es progresivo y constante, sino que es exponencial y acelerado como nunca antes, lo que implica el desarrollo de acciones oportunas al impacto”, concluyó el vicerrector académico de la UPB, Álvaro Gómez.

Es por esto que las Universidades Católicas de Colombia trabajan en red, siguiendo también los lineamientos del papa Francisco planteados en el Pacto Educativo Global, donde convoca a unir esfuerzos para realizar una transformación cultural profunda, integral y de largo plazo a través de la educación. 

 

Por: Juliana Hernández Escobar - Agencia de Noticias UPB

Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años.
Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional. Nit UPB: 890.902.922-6. Todos los derechos reservados