Cabinas de intubación que reducen el contagio de enfermedades infecciosas

Disponible en:Medellín14 sep. 2020

Agencia de Noticias UPB – Medellín. Investigadores de los laboratorios de procesos de la UPB, en cabeza de Juan Carlos Bedoya Quintero, entregaron al servicio de urgencias de la Clínica Universitaria Bolivariana el prototipo de una cabina de intubación con sistema de extracción que fue diseñada y producida enteramente por el equipo de trabajo, la cual es más cómoda para el personal médico y reduce el riesgo de contagio por enfermedades infecciosas como el COVID-19 o la tuberculosis.

 
Personal médico de la Clínica UPB dirigido por el médico Theider Serna (en el medio)

Personal médico de la Clínica UPB dirigido por el médico Theider Serna (en el medio)

Desde el inicio de la pandemia del COVID-19, alrededor del mundo se diseñaron varios elementos y herramientas para disminuir el riesgo de contraer el virus, uno de estos fue la cabina o campana de intubación la cual se usa cuando se debe intubar al individuo para conectarlo a un ventilador que le brinde soporte de aire. Esta tiene como objetivo que, en el momento de realizar el procedimiento, el personal de salud no se exponga a las secreciones que el paciente expulsa. 

En Colombia, varias entidades diseñaron este tipo de cabinas, las cuales fueron aportadas a las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud, entre ellas la Clínica Universitaria Bolivariana. Sin embargo, el médico y Gestor de Transferencia y Coordinador de la Unidad de Ensayos Clínicos de la Clínica UPB, Víctor Alejandro Acevedo, asegura que: 

Al usar las campanas de intubación con el apoyo de simuladores, fue difícil la maniobra sin correr el riesgo de que hubiera dispersión de partículas de agua del paciente en el entorno, lo cual constituye un riesgo de transmisión del virus. Por lo anterior, con la participación del equipo de Urgencias y de Ingeniería y Mantenimiento de la Clínica Universitaria Bolivariana, un grupo de docentes vinculados a los laboratorios UPB inició el mejoramiento del producto planteado en forma inicial por otras entidades.’’

El equipo de trabajo que se unió para el diseño y la fabricación de esta cabina, conformado por el magíster Juan Carlos Bedoya, los ingenieros Isaac Jaramillo y David González y los tecnólogos María Constanza Cortés Holguín y Yeison Gallego Ríos, obtuvo un producto que facilita el manejo del instrumental y le brinda mayor seguridad al personal médico. 

De acuerdo con las sugerencias de los médicos de Urgencias de la Clínica Universitaria Bolivariana el equipo encabezado por Bedoya propuso un prototipo que cuenta con una cápsula en acrílico transparente de 8 milímetros que se acomoda a la forma del cuerpo humano y que tiene una puerta adaptable que se puede ajustar a las proporciones físicas de cada paciente, además de poder ser retirada cuando se deba desinfectar o sustituir. 

Asimismo, los médicos expresaban que con las cabinas de intubación que han utilizado anteriormente se veían limitados por los círculos de acceso, ya que no podían subir sus manos o se lastimaban, así que en el prototipo de la UPB se hizo una entrada en membranas de kopreno que se cierran y quedan ajustadas, no solo brindando confort sino también evitando que salgan los vapores que emite el paciente. Además, cuando el individuo está conectado, se puede retirar la campana sin mover los tubos de vida.   

 
Cabinas de intubación que reducen el contagio de enfermedades infecciosas
Theider Serna, médico que participó en la evaluación y validación del prototipo, asegura que este tiene una ventaja comparativa mayor por contar con su propio sistema de extracción que inactiva el virus circulante valiéndose de una trampa de peróxido de hidrógeno, con manguera de conexión a la red de vacío del hospital, que ataca al microorganismo y reduce el riesgo de que el personal se contamine por las partículas de agua que el individuo expulsa. 

La propuesta ha tenido gran aceptación por parte de los médicos de Urgencias de la Clínica Universitaria Bolivariana, quienes desde el principio participaron de forma activa para proponer un nuevo diseño de la campana. Víctor Acevedo resalta que el trabajo interdisciplinario fue el determinante para hallar la necesidad y plantear un prototipo alternativo que solucionara los problemas que se tenían con los equipos ya creados.

La cabina no solo es útil para afrontar la pandemia del COVID-19, por lo que podrá ser usada posteriormente. Esta, construida con tornillos inoxidables, puede ser desarmada gracias al sistema de empalme de las piezas y así ser almacenada en lugares pequeños para sacarla cuando se requiera.  

Por el momento las cabinas de intubación UPB no están siendo producidas en masa, pero Juan Carlos Bedoya asegura que no descartan la posibilidad de aliarse con otra organización para reproducirlas y comercializarlas para que así el personal médico esté más protegido a la hora de tratar enfermedades causadas por microorganismos patógenos. 

Conoce el panel modular para ambiente hospitalario propuesto por la UPB

Por Estefanía Pérez Botero, Agencia de Noticias UPB - Medellín.

  • Todos los derechos reservados
  • Términos y Condiciones
  • Política de Privacidad
  • Septiembre de 2016 - Colombia
  • Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
  • Acreditación Institucional de Alta Calidad Multicampus. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años. Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional.