Experiencias de mediación que construyen paz

Disponible en:Medellín31 may. 2019

Agencia de Noticias UPB - Medellín. El evento Experiencias en Gestión Pacífica de Conflictos y Construcción de Cultura de Paz tuvo lugar en la Universidad Pontificia Bolivariana con el propósito de dar a conocer cómo a través del proyecto de investigación Creando Paz es posible transformar diferentes contextos a partir de la mediación y la potenciación de las competencias ciudadanas.

El proyecto Creando Paz: recursos culturales en experiencias de mediación y gestión constructiva de conflictos y su aporte a la formación de competencias ciudadanas y construcción de cultura de paz, busca analizar los recursos culturales que contribuyan a la construcción de cultura de paz. Esta investigación ganó la convocatoria de Colciencias en el año 2016 para producción de contenidos formativos digitales.

Se ha realizado a partir de cuatro casos diferentes en los que identificaron una problemática común en distintitas comunidades: la violencia en Colombia. La solución a esta problemática radica en brindar herramientas de convivencia y formación para las personas. Es de esta manera como se pretende que haya un trabajo conjunto para así hablar de construcción de una cultura de paz.

 
postales de Creando Paz

Los casos tuvieron una jornada dedicada al intercambio de saberes; además, el equipo de investigación presentó el proceso y los hallazgos hasta el momento. “Este es un proyecto educativo pensado para identificar recursos culturales desde una perspectiva que se llama la paz desde abajo, es decir, personas que efectivamente trabajan día a día, codo a codo, para construir paz”, comentó María Elena Giraldo Ramírez, investigadora principal del Proyecto y Coordinadora de investigación en la Escuela de Educación y Pedagogía de la UPB.

Reverdecer

Parcelas alternativas solidarias es el primero de los casos; corresponde a familias que se dedican al proceso de sustitución de cultivos ilícitos por pimienta, ubicado en el Valle del Guamuez, en el municipio de la Hormiga, Putumayo. En esta región, la violencia estuvo presente durante mucho tiempo, además del abandono del Estado que no dejó muchas opciones a las familias. María Elena Giraldo contó que “ellos son campesinos; por muchas vicisitudes y muchas situaciones tuvieron que dejar de cultivar alimentos para cultivar coca”; añadió que las cosas empezaron a cambiar cuando María Isabel Córdoba estaba estudiando Licenciatura en Etnoeducación: “llegó a su casa y le dijo a su marido que ella había entendido que no podían seguir sembrando coca, porque cuál sería la herencia para sus hijos”.

 
María Isabel Córdoba hablando de su proyecto

"Putumayo es un territorio de gente buena, habitado de campesinos humildes que le apostamos a una Colombia diferente", comentó María Isabel Córdoba, egresada de la Licenciatura en Etnoeducación de la Facultad de Educación de la UPB, quien logró introducir esa idea de cambiar a través de cultivos legales en otras cinco familias en su vereda.

Construcción de tejido social

El segundo caso pertenece al municipio de Granada, Antioquia, una iniciativa que surgió por la Corporación Granada Siempre Nuestra hace diez años a raíz de un conflicto donde el pueblo fue víctima de la toma de grupos armados, asesinatos y el desplazamiento del 70 % de la población.

Con el programa “Estudiar, qué negociazo” la corporación ha ido reconstruyendo imaginarios en los jóvenes granadinos para brindarles alternativas de vida que apuntan a acceder a la Educación Superior. “Estos estudiantes no solo se benefician de una beca, también se fortalecen en el ser”, puntualizó María Elena Giraldo. Aparte de esa formación adquieren la capacidad de realizar una lectura de su territorio para retribuirlo a la comunidad. Los jóvenes han prestado servicios sociales, como la alfabetización a adultos, trabajo con personas en discapacidad y con la niñez.

 
Representación de Granada Antioquia

"Necesitamos visibilizarnos para instalar capacidades locales a través de la educación; buscamos generar una conexión que dure más que un proyecto de investigación”, indicó Rubiela Zuluaga Salazar, de la Corporación Granada Siempre Nuestra; para ellos es fundamental reconocer al ser humano como la base del tejido social.

Casa Mía

El tercer caso se lleva a cabo en el barrio Santander, en la comuna 6 de Medellín. La Corporación Casa Mía lleva 25 años buscando restituir el tejido social con jóvenes que estuvieron inmersos en la violencia. “Uno para ser guerrero no debe ser guerrero de la muerte, incluso es más difícil ser guerrero de la vida, pero es lo que necesitamos”, resaltó María Elena Giraldo. 

Bajo el lema “Por la vida, hasta la vida misma”, Casa Mía se ha construido gracias a cada una de las personas que llegan allí, en ese lugar le apuestan al ser humano capaz de reconocerse para entender que las diferencias no son sinónimo de conflicto. Según Ximena Quintero Saavedra, miembro de la Corporación, “creemos en el poder de transformación, la capacidad de ver la luz después de la oscuridad para crear cosas distintas a la violencia y el conflicto armado”.

Mundo de Relaciones

Por último, está Creando Paz, Escuela itinerante para la construcción de Cultura de Paz, pensada desde una perspectiva de la mediación transformativa de los conflictos. Ha trabajado con diversas poblaciones de Medellín durante siete años y sirvió como punto de partida para darle paso a la iniciativa del proyecto Creando Paz.

Esta propuesta formativa es una alianza interinstitucional entre la Corporación Región (Medellín, Colombia), la Fundación Desarrollo Comunitario (Cataluña), la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB-Medellín, Colombia), la Alcaldía de Medellín) y La Fábrica (Cataluña). Su objetivo es mostrar a través de diversos escenarios que la paz es un elemento movilizador formativo, capaz de promover la inclusión, la igualdad y la mediación para la construcción de paz.

 
mujeres que apoyan la iniciativa de Creando Paz

“El conflicto nos une, pero también nos separa”, puntualizó Sonsoles Montosa Fernández, experta en mediación; esta iniciativa se ha enfocado en crear espacios para trabajar por transformar conflictos por medio de debates, actividades, reflexiones y juegos, con el fin de promover la mediación.

Según Luz Amparo Sánchez, de la Corporación Región, la participación de estos 4 casos se mueve en 2 ejes: el pasado y la creación. El pasado a partir de experiencias que sostienen a la creación para realizar un nuevo tejido social. Su interés en Creando paz es poder construir conjuntamente, ya que esta investigación puede generar cambios positivos en el ámbito social, “entregarle a Colciencias unos resultados para demostrar que el país tiene algo que decir en ámbitos de construcción de paz y reconciliación. Es una oportunidad", añadió.

Avalado por Colciencias, Creando Paz se formuló en el año 2016 por la Alianza Interinstitucional Creando Paz, de la cual hace parte la Escuela Itinerante para la construcción de Cultura de Paz, la UPB, la Corporación Región, La Fábrica en Barcelona y la Fundación de Desarrollo Comunitario.

 
Personas de los cuatro casos de Creando Paz

Miembros de los cuatro casos de Creando Paz

La idea de la creación de los contenidos formativos digitales es que den cuenta de cómo se identifican los recursos culturales en un contexto determinado y de esta manera contribuir a la cátedra de paz, una ley instituida por decreto desde 2015 para la implementación de la cátedra de paz en establecimientos educativos desde formación Preescolar, Básica y Media.

Por: Juliana Franco Valverde, Agencia de Noticias UPB - Medellín

Logo Universidad Pontificia Bolivariana

Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años.
Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional. Nit UPB: 890.902.922-6. Todos los derechos reservados