Cúrcuma, colorante natural a través de la nanotecnología

Disponible en:Medellín23 sep. 2020

Agencia de Noticias UPB – Medellín. La cúrcuma es una planta con rizomas, tallos subterráneos, muy ramificados de color amarillo a naranja, cilíndricos y aromáticos. El extracto de estos es utilizado como colorante alimenticio gracias a la presencia de curcumina.

 
Investigadora con la mezcla de cúrcuma

 

Mundialmente existe una tendencia por reemplazar los colorantes artificiales como la tartrazina. Esto y la posibilidad de utilizar todo el rizoma de la cúrcuma como colorante, fueron el punto de partida para que Angélica Serpa Guerra, egresada y docente investigadora de la Facultad de Ingeniería Agroindustrial de la UPB, adelantara una investigación para utilizar el rizoma de la cúrcuma como colorante natural para la industria de alimentos. 

La tartrazina es un colorante artificial amarillo (Nº5) y actualmente se encuentra bajo investigación mundial, debido a los resultados controversiales que lo han asociado con diferentes alteraciones en las funciones del organismo. 

Este colorante está prohibido en algunos países, otros, incluso, exigen que esté presente claramente en el etiquetado, para que el consumidor sepa que lo está ingiriendo”, explica Angélica. 

En su investigación, Angélica desarrolló un yogur que tiene dentro de sus ingredientes una mezcla de cúrcuma estabilizada, usada en su totalidad como colorante sin generar residuos, con un componente nanotecnológico obtenido a partir del raquis de banano, un subproducto de la industria colombiana.

La ingeniera afirmó que “en la industria ya existe un colorante natural amarillo que se obtiene después de extraer la curcumina. En este caso se logró desarrollar una suspensión que se pudiera usar como colorante, pero utilizando todo el rizoma”, lo anterior para evitar hacer procesos de extracción, ya que se conoce que el porcentaje de curcumina dentro del rizoma es de aproximadamente el 3 %, es decir, luego de su extracción se genera un alto volumen de subproducto lo que se conoce como residuos que finalmente se desechan.
Angélica realizó mezclas de cúrcuma y les adicionó nanocelulosa vegetal, esto con el fin de lograr estandarizarla y que se mantuviese homogénea para adicionarlas al yogur y poder realizar los análisis correspondientes.

 
Raíz y mezcla de cúrcuma

 

En este aspecto se debe resaltar la sinergia que se logró establecer entre la nanotecnología y la agroindustria y permitió el desarrollo de esta investigación.

La UPB brindó apoyo a través de participación y compañía de docentes para el desarrollo de la tesis doctoral de la ingeniera; adicionalmente, Angélica se presentó a las convocatorias internas que tiene dispuestas la Universidad para procesos de investigación de las cuales ganó dos.

 

La Cúrcuma es cultivada mayormente en India y frente a la inclinación mundial por los alimentos saludables ha ingresado a nuestro país, esta también con la idea de reemplazar cultivos ilícitos. 

Además, actualmente hay estudios que han revelado que la cúrcuma tiene posible efectividad en la prevención del cáncer y la efectividad de la quimioterapia, aseguran que esta podría generar algún efecto benéfico en el organismo. La curcumina es utilizada también en la industria farmacéutica.   

La materia prima de este proyecto fue adquirida en la Cooperativa secadora de Occidente en el Municipio de Uramita-Antioquia, quien busca fortalecer y dar valor agregado a esta nueva materia prima de la Agroindustria en Colombia.

 

Por Laura Giraldo, Agencia de Noticias UPB – Medellín.

Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años.
Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional. Nit UPB: 890.902.922-6. Todos los derechos reservados