El privilegio de ser madre

Disponible en:Medellín28 may. 2021

Agencia de Noticias UPB - Medellín. En el marco del dia de madres, la Fundación Milagros de Vida ofreció un conversatorio para exaltar la profesión de ser madre. De este encuentro participaron algunas ponentes que abordaron múltiples temas de intéres para las madres y familias.

Dentro del diálogo se reconoció que el ser madre es una misión llena de amor, compromiso, corresponsabilidad y que no tiene fin, por lo tanto, conmemorar el mes de las madres es vital, agradeciendo a todas las madres por su gran labor y valentía en la crianza de sus hijos.

Las ponentes afirmaron que la labor de una madre es una función absolutamente llena de amor e inacabada, que transita con el tiempo desde que esta en proceso de gestación hasta el final de sus días, porque en cada uno de los momentos de la vida una madre estará pendiente de su  hijo, de acompañarlo en su evolución, en sus necesidades, en su desarrollo y en su crecimiento. Se debe entender que para esta labor no existe una escuela o academia que enseñe a ser madre.

María del Tránsito Giraldo, jefe de línea del Centro de Familia de la UPB, expresó: “Yo considero que ser mamá tiene que ver precisamente con la vocación y, en esa medida, nos permite brindar lo mejor de nosotras para cuidar a los niños y a las niñas, a los adolescentes, a los adultos, porque somos mamás en todas las etapas de la vida, entonces cuando hablamos de profesión es una tarea que está ligada a los proceso de afecto, de acompañamiento, de protección, de lograr que los hijos tengan los mejores procesos de formación personal y educativa, de tal manera que tengamos personas que permitan que la sociedad siga creciendo”.

 
madres

Por su parte, Beatriz María Arango, directora ejecutiva de la Fundación Milagros de Vida, consideró a la madre como esa persona indispensable en el desarrollo y crecimiento del bebé, y da a entender cómo dentro de la Fundación la madre cumple un papel fundamental, aborda una historia significativa y conmovedora.“Una mujer embarazada, que vive en una vereda o municipio lejano a Medellín, que se le adelanta su bebé varias semanas y tiene que ser remitida a Medellín porque en su municipio no hay los recursos médicos adeacuados. Llega a la Clínica Universitaria Bolivariana, tiene a su bebé y este debe quedarse varios meses dada su condición de salud. La mamá no tiene familia ni amigos aquí en la ciudad”.

 

 
madres

La Fundación apoya a esta mamá y a todas las madres que hacen parte de esta, de una forma integral, ofreciéndoles espacios de orientación familiar e individual a través de trabajo social y sicología, con aportes, ajuares para los bebés, hogares  de paso, subsidio de alimentación, tansporte y brindando capacitación a ella y a los cuidadores para el adecuado bienestar del bebé en casa.

Érica Naranjo es la madre a la que hizo referencia la directora de la fundaicón, y es ella quien contó que, a pesar de las dificultades que tuvo con su hija Sara Milagros, logró salir adelante dejando a un lado dicha experiencia dolorosa pero, a su vez, maravillosa, y aclaró que hay que tener en cuenta que lo único que se debe hacer es llenarse de amor, valentía, fortaleza y orar mucho para poder transmitir al bebé todo esos bueno sentimientos.

 
madres3

La actitud como madre genera en los hijos espacios para que ellos creen su propia identidad, no es tanto lo que una  madre espere de ellos, sino lo que una madre ayuda a un hijo a construir para que ellos, a partir de sus habilidades, sus valores, sus fortalezas sean capaces de ejecutarlas y de llevarlas a cabo. “Creo que dentro de la misión de los padres está ese espacio de conversar con sus hijos, de acompañarlos en sus gustos, habilidades y sueños para que cada uno de ellos pueda ir logrando ese paso a paso e ir defininiendo una identidad  con la que se sientan plenos y pueda aportar un bienestar a la sociedad”, comentó Isabel Cristina Bernal, coordinadora administrativa del Centro de Familia de la UPB.

 
madres

Ejercer la maternidad con profesionalismo es una actitud más que necesaria si se toma conciencia de la gran responsabilidad que significa la educación durante la primera infancia. Una etapa fundamental en el desarrollo de los niños y donde se forjan habilidades que, incluso, los capacitan para la vida adulta.

“La adolescencia es una reapertura para la familia, para reconocernos en la diferencia y gozar y disfrutar de las cosas que nuestros hijos nos enseñan”, afirmó María del Transito Giraldo, Jefe de línea del Centro de Familia, quien agregó que “es muy importante para todas las madres trabajemos en nosotras mismas, en nuestra identidad, en nuestro ser, porque a la medida que seamos unas madres que nos sintamos satisfechas con nosotras mismas seguramentre vamos a ejercer mejor nuestro rol como mamás”.         

 

Por Yeraldine González Bedoya – Agencia de Noticias UPB

Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años.
Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional. Nit UPB: 890.902.922-6. Todos los derechos reservados