Implicaciones del COVID-19 en el sector eléctrico del país

Disponible en:Medellín6 abr. 2020

Agencia de Noticias UPB - Medellín. Varios de los sectores económicos han tenido que modificar sus prácticas como una forma de acoplarse a los cambios generados por el COVID-19, el sector eléctrico es uno de ellos, un campo que aunque al momento de producir la energía no se ha visto tan afectado debido a la implementación de altas tecnologías en las centrales eléctricas, sí ha sufrido transformaciones en sus actividades diarias para evitar la propagación de este virus.

 
COVID-19 y la industria eléctrica en Colombia

“Las centrales cuentan con sistemas modernos de fibra óptica donde un operario puede tener toda la información de uso de la central sin tener que estar presente, esto permite tener capacidades remotas y hacer telecontrol disminuyendo la presencia del personal al momento de operar una subestación de potencia”, aseguró Andrés Emiro Díez, docente investigador de la Facultad de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la UPB.

El método de generación de energía implementado en Colombia, conocida como energía hidráulica, reduce la posibilidad de que se presente un desabastecimiento, situación que no es el caso de otros países que producen su energía mediante recursos no renovables como el petróleo. 

“Las hidroeléctricas de Colombia aprovechan un recurso renovable donde los ciclos hidrológicos vuelven y nos llenan los pozos energéticos que son las centrales. Como ha bajado la demanda de electricidad quiere decir que el agua almacenada en nuestras centrales va a durar más y no hay riesgo de un fenómeno del niño que amenace al sector eléctrico, pues los embalses están en buen estado”, afirmó Andrés Emiro Díez. 

Uno de los cambios más grandes que ha sufrido el sector eléctrico se debe al consumo, pues esta pandemia ha obligado a migrar el gasto de energía de la industria a los hogares produciendo una disminución significativa, debido a que el sector comercial e industrial son los principales consumidores de energía. Por su parte, Gabriel Jaime López, docente de la Facultad de Ingeniería eléctrica y Electrónica de la UPB e investigador del Grupo de Transmisión y Distribución de Energía Eléctrica, asevera que según datos extraídos de XM, empresa filial de ISA, desde el 16 al 29 de marzo, se ha presentado una reducción de consumo del 13 % en comparación a la semana del 9 al 15 de marzo.

A pesar del aumento de energía consumida en los hogares, esta no alcanza a compensar la utilizada en las industrias, incluso, en algunas unidades se han visto problemas porque se han disparado algunos interruptores porque no fueron construidos para que la gente estuviera haciendo uso del sistema eléctrico todo el día y al mismo tiempo”, aseveró Andrés Emiro Díez. 

Aunque muchas empresas no pararon su producción por encargarse de la elaboración de elementos esenciales o por ser industrias con un sistema de automatización muy avanzada, su consumo no alcanza a igualar al que ya se traía antes del virus, lo que representa una disminución de ingresos para la nación.

Por otro lado, la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, solicitó la activación de planes de continuidad, utilizando los canales digitales para la realización de trámites y reportes de incidencias en la red o emergencias para tener un seguimiento continuo y atender las posibles eventualidades.

“El sector eléctrico es indispensable para la vida humana, si su funcionamiento se detiene se verían afectados los hospitales con sus equipos de respiración artificial, los refrigeradores para conservar las medicinas en buen estado y los equipos de reanimación, además el servicio energético ha permitido que la educación continúe a través de plataformas de conectividad”, expuso Gabriel Jaime López, docente Investigador de la UPB.

Las empresas generadoras de energía deben prepararse para afrontar la llegada de la cotidianidad una vez superada la crisis, debido a que la dinámica de consumo volverá a cambiar intensificando las necesidades energéticas de las industrias y de la población. 

“XM cuenta con esquemas de operación y mercado que permitirán afrontar el cambio cuando se regrese a la cotidianidad, esta organización realiza análisis energéticos y eléctricos a corto, mediano y largo plazo considerando el comportamiento de la hidrología, la demanda, la disponibilidad de combustibles, la generación y las redes de transmisión, a través de escenarios que permiten garantizar la operación segura del sistema e identificar riesgos que se pueden presentar en la atención de la demanda”, concluyó Jaime Alejandro Zapata, gerente del Centro Nacional de despacho XM, operador del sistema eléctrico colombiano y egresado de la UPB.

Los ciudadanos son ahora los que tienen el mayor acto de responsabilidad frente al cuidado de la energía, ya que los hogares se posicionan como los principales consumidores, razón por la cual se debe hacer un uso responsable y controlado de este recurso indispensable, según Jaime Alejandro Zapata, algunas acciones que se pueden implementar para tal fin son: apagar las luces, desconectar los cargadores y los dispositivos electrónicos cuando no se estén utilizando, no usar la plancha y la lavadora todos los días y no abrir la nevera indiscriminadamente.

Por Manuela Granda Guzmán, Agencia de Noticias UPB

  • Todos los derechos reservados
  • Términos y Condiciones
  • Política de Privacidad
  • Septiembre de 2016 - Colombia
  • Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
  • Acreditación Institucional de Alta Calidad Multicampus. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años. Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional.