Más laboratorios y científicos para el procesamiento de muestras COVID-19

Disponible en:Medellín27 mar. 2020

Agencia de Noticias UPB – Medellín. Antioquia cuenta con laboratorios que poseen los permisos requeridos para realizar el procesamiento de las muestras del COVID-19, razón por la cual el Instituto Nacional de Salud capacitó a 10 investigadores en el análisis de estas pruebas, entre ellos un estudiante del doctorado en Ciencias Médicas de la Universidad Pontificia Bolivariana. Con esto, se desea evitar la acumulación de pruebas en el laboratorio nacional y agilizar el dictamen de resultados de contagio de este virus.

 
Procesamiento de muestras COVID-19

Esta capacitación no solo sirvió para abordar temas en torno al análisis de las muestras y la bioseguridad que se debe tener en cuenta al manipularlas, sino que también les dio a los asistentes una visión general de la presencia del COVID-19 en Colombia, haciendo énfasis en la propagación del virus y en el origen de la transmisión. 

Diagnóstico y muestras

Para poder realizar el diagnóstico de la enfermedad, inicialmente se toma la muestra a través de la inserción de un hisopo o una sonda por la nariz hasta llegar a la nasofaringe que está localizada por detrás de las fosas nasales, donde se adquieren las células infectadas con el virus. Posteriormente estas células deben someterse a una prueba de análisis molecular, conocida como RT-PCR de tiempo real, que definirá si el paciente está infectado o no. 

En el proceso de PCR se identifican moléculas específicas del virus y del paciente, conocidas como ácido ribonucleico, moléculas que se replican a través de un termociclador, un equipo de laboratorio que permite con cambios de temperatura generar reacciones secuenciales que multiplican las moléculas hasta obtener la cantidad necesaria para dar un resultado definitivo”, aseguró Juan David Puerta, estudiante del doctorado en Ciencias Médicas con énfasis en microbiología de la UPB.

La utilización de los equipos requeridos y el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad son esenciales al momento de realizar la toma de la muestra y durante el procesamiento de la misma en el laboratorio, con el fin de garantizar la seguridad del personal de la salud y los investigadores. 

“En ambos procesos se deben utilizar elementos como: una bata manga larga impermeable que sea desechable, doble guantes, tapabocas especiales, tubo tapa rosca para almacenar la muestra, termociclador, kits comerciales para extraer las moléculas y para realizar la PCR. Además, el laboratorio debe contar con espacios adecuados, con un nivel de bioseguridad tipo 2 y con cabinas de bioseguridad tipo 2”, afirmó Juan David Puerta. 

 
Procesamiento de muestras COVID19

Aporte a una prueba de calidad

La calidad de la prueba juega un papel fundamental al momento de hablar de la efectividad de los resultados, por esto es importante que en el instante en que se toma la muestra se obtenga la cantidad suficiente de células, se tenga una buena cadena de refrigeración y se almacene en un medio de conservación adecuado

Esta situación ha impulsado que los investigadores aporten a la reducción de este problema. La Corporación para Investigaciones Biológicas – CIB, de la cual la UPB es aliada, es una de las entidades que pone al servicio del Estado sus laboratorios y sus investigadores, algunos de ellos docentes y estudiantes de posgrado de la UPB. Este aporte se daría con el fin de contribuir al procesamiento de estas muestras; una de las ventajas de esta corporación es que está ubicada en el mismo edificio del laboratorio departamental, lo que evitaría tener que transportar las muestras y aumentaría la seguridad al momento de analizarlas.

La CIB cuenta con 2 laboratorios BSL3 y con un laboratorio de biología molecular utilizado para hacer diagnóstico de diferentes agentes infecciosos, además tiene todos los equipos necesarios para el procesamiento y análisis de las muestras, herramientas que se podrían ver complementados con equipos adicionales como  termocicladores y centrifugas que la Universidad Pontificia Bolivariana facilitaría a las instalaciones”, agregó Tonny Naranjo, docente investigador de la UPB y la CIB. 

Entre las instituciones que buscan contribuir al control de esta pandemia, se destaca el papel de las universidades, las cuales, a través de su infraestructura y sus conocimientos, buscan solventar los impactos negativos de este agente infeccioso. 

“Las universidades podrían brindar ayuda en cuanto a personal capacitado, equipos requeridos, reactivos necesarios y espacios adecuados para apoyar el procesamiento de las muestras”, expuso Juan David Puerta, estudiante del doctorado en Ciencias Médicas con énfasis en microbiología de la UPB.

Sin embargo, muchos de los laboratorios no cuentan con los permisos necesarios para recibir y procesar muestras clínicas, pues se crearon con fines netamente investigativos, pero algunos de ellos cuentan con reactivos y soporte técnico que podrían ser de gran utilidad para aquellos que sí están habilitados y para el Instituto Nacional de Salud.

Actualmente se presentan grandes retos para enfrentar al COVID-19. Según Juan David, uno de ellos es la adquisición de reactivos e insumos para realizar la prueba PCR, pues al ser un problema de carácter global, muchos de estos productos escasean. Sin embargo, uno de los mayores retos es que la gente tome conciencia frente a la situación actual, porque de esto depende que el problema se pueda controlar o, por el contrario, se salga de las manos y se desborde afectando a una gran cantidad de personas.

Por Manuela Granda Guzmán, Agencia de Noticias UPB.

  • Todos los derechos reservados
  • Términos y Condiciones
  • Política de Privacidad
  • Septiembre de 2016 - Colombia
  • Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
  • Acreditación Institucional de Alta Calidad Multicampus. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años. Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional.