Indígenas Emberá y su Milagro de Vida

Disponible en:Medellín26 feb. 2019

Agencia de Noticias UPB - Medellín. La Fundación Milagros de Vida de la Universidad Pontifica Bolivariana asistió a Daniel Domicó*, un bebé perteneciente a la comunidad Emberá Eyabida y a sus padres, Mario Domicó y Lucía Majoré*. Esta familia hace parte del resguardo indígena Jaidukamá, quienes tienen sus orígenes en los municipios de Dabeiba y Frontino en el occidente de Antioquia, pero que actualmente están ubicados en la zona rural del municipio de Ituango.

 
Familia Emberá en la sede asistencial de la Fundación Milagros de Vida

Familia Emberá en la sede asistencial de la Fundación Milagros de Vida

Milagros de Vida acompaña a las familias de los bebés que nacen prematuros o con alguna condición vulnerable de salud y que son atendidos en la Clínica Universitaria Bolivariana (CUB), en su Unidad Neonatal, a través del fortalecimiento familiar y la transferencia del conocimiento.

En la Clínica Universitaria Bolivariana es común encontrar pacientes de otras regiones de Colombia y del exterior, con otra cultura y otro idioma; por esto el personal está siempre en disposición de adaptarse y encontrar la mejor manera de apoyar a estas personas.

El niño ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos neonatales el 21 de enero de 2019, llegó en traslado primario, ya que cuando ocurre una hipoxia (falta de oxígeno en el momento del parto), tanto el estado del bebé como el de la mamá se complica y ambos deben ser hospitalizados.

Una vez en la Unidad, a Daniel se le realizó la terapia de enfriamiento, la cual se hace en bebés que por alguna razón tuvieron dificultades en el parto y dejaron de respirar. Este proceso se puede efectuar de dos maneras, con un gorro especial para bajar la temperatura del cerebro o usando una manta con el mismo sistema para enfriar el cuerpo entero, con el fin de salvar las neuronas que no han sido afectadas.

 
Lucía y Daniel en la Unidad Neonatal de la Clínica Universitaria Bolivariana

Lucía y Daniel en la Unidad Neonatal de la Clínica Universitaria Bolivariana

En este momento la CUB es una de las pocas clínicas en Medellín en efectuar dicha terapia, además de ser pioneros en utilizarla.

¿Cómo acompaña y cuida la Fundación Milagros de Vida?

La Fundación brinda capacitación a los padres y cuidadores para el adecuado bienestar del bebé, también propicia espacios de orientación individual y familia, esto con el fin de brindar un acompañamiento integral que mejore tanto la calidad de vida de los niños como el de su entorno, expresa Beatriz María Arango, directora ejecutiva de  Milagros de Vida.

Buscamos una red apoyo aquí en Medellín dado que por su cultura no podíamos mandarlos a cualquier hogar de paso y encontramos que en el convento de la madre Laura en el barrio Belén tenían un programa especial para ellos”, cuenta Laura Tobón, trabajadora social de la Fundación Milagros de Vida.

Mario y Lucía visitaban la Clínica Bolivariana día por medio ya que el bebé no se podía tocar. Aunque por protocolo generalmente entra una persona a la Unidad, siempre entraban los dos padres, puesto que Mario era el único que hablaba español.

Después, Daniel fue trasladado a cuidados intermedios, “ver a Lucía cargar por primera vez a su bebé fue muy bonito, un momento muy especial, ya que ella llevaba aproximadamente 10 días sin poder tocarlo”, cuenta Laura Tobón.

Según la trabajadora social, para el personal médico también fue una experiencia enriquecedora y gratificante, no solo desde el punto de vista médico, sino cultural, por eso se adaptaron a sus costumbres y entendieron su vestuario, su ritmo y sus dinámicas.

 
Familia de la comunidad Eyabida en la Unidad Neonatal

Familia de la comunidad Eyabida en la Unidad Neonatal

“Por ejemplo respetamos mucho el tema del vestuario, nunca les hicimos quitar nada de su atuendo, es muy gratificante ver que tenemos la capacidad de atender a todo tipo de población” asegura Tobón.

Hay un asunto y es el desarraigo de su tierra, estaban lejos de su casa, de sus familia y conocidos, no podían alejarlos más de lo que ya están de su cultura, afirma Maria Isabel Cano, practicante de trabajo social de la Fundación.

Ver ese esfuerzo que ellos hicieron para poder estar, poder apoyar a su hijo, estaban en una ciudad muy diferente donde las dinámicas y la cultura es muy distinta, una experiencia muy linda de mucho aprendizaje”, comenta Maria Isabel.

Para la Fundación Milagros de Vida fue un gran reto atender a la familia Domicó Majoré, principalmente por las barreras de comunicación y cultura existentes. Sin embargo, gracias a la colaboración del personal médico y psicosocial, se convirtió en una vivencia positiva como “Milagro de Vida”.

*Los nombres fueron cambiados para la protección de su identidad.

Por María de los Ángeles Muñoz - Agencia de Noticias UPB

Logo Universidad Pontificia Bolivariana

Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años.
Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional. Nit UPB: 890.902.922-6. Todos los derechos reservados