La evolución de la protección contra incendios en Colombia

Disponible en:Medellín2 mar. 2021

El riesgo de incendios va de la mano con el desarrollo de un país, a más construcciones, más probabilidades de incendios. Por tanto, el incendio de 1973 en el piso 14 del edificio de Avianca en Bogotá fue un hito para el gremio, pues demostró la falta de protocolos para la prevención de incendios en Colombia, ya que las mangueras de los bomberos solo llegaban hasta el piso 12 y el establecimiento no contaba con salidas de emergencia. Murieron 4 personas y hubo 63 heridos.

 

 
prevención incendios

 

Durante los 70 y 80 empezaron a desarrollarse las grandes ciudades del país, en el caso de Medellín se construyó el Centro Coltejer, el Edificio Vicente Uribe Rendón, el Edificio Banco Popular y el Edificio del Banco de la República. Estos inmuebles fueron de los primeros en contar con sistemas de protección contra incendios, pues la mayoría tenían una influencia internacional que requería de esos sistemas.

Sin embargo, aunque algunos edificios en el país ya contaban con sistemas de protección contra incendios, no tenían sistemas de seguridad humana, los cuales consisten en las salidas de emergencia, las escaleras de evacuación, la señalización y protocolos para que las personas puedan salir oportunamente en caso de un incendio. Es decir, en este punto aún faltaba evolución en el tema.

Como no ocurrieron grandes incendios durante un tiempo, el tema volvió al olvido. Solo se creó en 1998 la NSR-98 expedida por medio del Decreto 33 y como parte de la Ley 400 de 1997, que exigía o el sistema completo o extintores portátiles. La mayoría de las edificaciones por economía solo ubicaban los extintores, pero estos no eran suficientes.

En diciembre del 2007 ocurrió un hito que marcaría la historia de la protección contra incendios en Colombia. Un globo ocasionó un incendio en las bodegas de los almacenes del Grupo Éxito en Envigado. De 55.000 metros cuadrados se quemaron 33.000 e implicó pérdidas de hasta 50 mil millones de pesos.

Por tanto, aunque todavía no se había profundizado en la norma que exigía la protección contra incendios, las aseguradoras del país empezaron a requerirlo para cubrir a sus clientes. Hasta que en diciembre del 2010 se mejoró la norma y se creó la NSR 10 que en sus títulos J y K exige los requisitos de protección contra incendios en edificaciones nuevas o vitales.

Sin embargo, aunque es de obligatorio cumplimiento, no hay una entidad que verifique su acatamiento. Solo algunos locales comerciales lo cumplen, pues desde el Código Nacional de Policía y Convivencia se exige el certificado de bomberos para obtener el permiso comercial.

 

 
prevención de incendios

 

Igualmente, siguen siendo muchas edificaciones las que no cumplen, aun así, si ocurre un incendio y hay muertes o pérdidas materiales, sí se inicia una investigación y pueden recibir demandas por no cumplir o no recibir la indemnización de las aseguradoras.

Un caso reciente fue el del edificio Colors en Medellín donde en diciembre del 2019 fallecieron 2 personas y hubo 29 heridos por un incendio en un edificio residencial. En este caso el edificio contaba con un sistema de protección contra incendios que no funcionó en el momento de ser necesitado. Además, hay una falencia en la norma y es que no exige rociadores para edificios residenciales, siendo este uno de los mejores sistemas para controlar los incendios y evitar su rápida propagación.

José Manuel Maya, especialista en administración de riesgos y seguros, explica que estos sistemas necesitan una alta inversión, sin embargo, a la hora de ser requeridos pueden proteger mucho más: la vida de las personas y sus bienes.

Los sistemas contra incendios son esos elementos que muchos consideran innecesarios, pero que, durante la atención de una emergencia, los añoran desesperadamente, por eso es mejor tenerlos sin necesidad de utilizarlos a perder el patrimonio o, peor aun, la vida de las personas por no tenerlos. Tristemente estamos a la espera de una catástrofe para reactivar el tema”, agrega Maya.

Por otro lado, Víctor Hugo Londoño, profesional de gestión del riesgo de emergencias y desastres en la Universidad Pontificia Bolivariana, destaca que, aunque el valor de inversión en un sistema de protección contra incendios no es tan evidente, logra disminuir en un 50 % las pérdidas materiales en caso de un acontecimiento, permitiendo la continuidad del negocio y más importante aún proteger la vida de las personas.

Desde la gestión integral del riesgo es importante entender que los incendios son uno de los riesgos que más enfrentan las empresas por sus acciones y procesos internos. Al pensar en alternativas de reducción de ese riesgo tienen gran importancia los sistemas contra incendio”, complementa Londoño.

La UPB en alianza con la empresa consultora Fire Marshal de Colombia presentan la Diplomatura en Sistemas de Protección contra Incendios que iniciará el 18 de marzo. 119 horas que le permitirán a todos los profesionales del gremio profundizar y actualizarse en las exigencias y características de los sistemas de protección contra incendios.

 

Por Estefanía Maya Villegas, Fire Marshal de Colombia- Agencia de Noticias UPB

Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años.
Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional. Nit UPB: 890.902.922-6. Todos los derechos reservados