Nuevas políticas de WhatsApp, una decisión del usuario

Disponible en:Medellín21 ene. 2021

Agencia de Noticias UPB – Medellín. La plataforma de mensajería WhatsApp sorprendió a sus usuarios este 2021 con la noticia de que ahora la información que se maneja por esta aplicación también podrá estar disponible para el conglomerado de empresas que pertenecen a Facebook que son Messenger, Instagram y WhatsApp. 

 
Whatsapp

Esto significa que las nuevas políticas buscan generar una integración más sólida utilizando la información y los datos que se pueden recopilar analizando datos como la interacción que tiene el usuario con sus demás contactos (sean personales o de empresas y negocios) teniendo en cuenta factores como el tiempo, la frecuencia y la duración de sus acciones. 

Además, podrá acceder a la información del dispositivo como modelo, sistema operativo, nivel de batería, operador de telefonía, dirección IP, etc. 

En consecuencia, se ha levantado una gran ola de críticas en redes sociales y ha generado que millones de usuarios emigren a otras alternativas de mensajería, pues sienten que, al aceptar las nuevas condiciones de WhatsApp, se verá vulnerada su información personal. Frente a esto, María Alejandra Echavarría, docente de propiedad intelectual, datos personales y derecho tecnológico de la UPB, explicó que los riesgos que pueden existir al aceptar las nuevas políticas son en torno al tratamiento de la información en general

Es muy claro que cuando aceptamos este tipo de servicios, de una u otra manera perdemos privacidad porque estamos permitiendo que este tipo de plataformas y de herramientas accedan a nuestros datos. Los riesgos para el consumidor serían en relación al uso y el tratamiento de nuestra información”, expuso la docente. 

Sin embargo, estos riesgos no son nada nuevo ya que desde que se descarga cualquier aplicación se está aceptando que los datos personales sean conocidos y utilizados. “Desde el momento en que nosotros descargamos la aplicación o inclusive cuando abrimos un correo electrónico o una cuenta en Facebook, estamos renunciando un poco a nuestra privacidad porque para que estos servicios puedan operar, necesitan acceder a cierta información”, detalló María Alejandra. 

Aceptar o rechazar

Tras la noticia, millones de usuarios han decidido pasarse a plataformas como Telegram o Signal. Por lo cual, WhatsApp se pronunció ante su público comentando que ampliarán el plazo para aceptar sus políticas: “Estamos moviendo la fecha en la que se les pedirá a las personas que revisen y acepten los términos. A nadie se le suspenderá o eliminará su cuenta el 8 de febrero. También vamos a hacer mucho más para aclarar la información errónea sobre cómo funciona la privacidad y la seguridad en WhatsApp”. 

 
rechazar o decidir

Si bien esta decisión ha sido fuertemente criticada y ha generado pánico entre sus usuarios, las condiciones que establece la plataforma están bajo la forma de contrato de adhesión o, como lo simplifica Echavarría, “un tómelo o déjelo”; donde el usuario es el responsable de tomar la decisión de aceptar o negar las condiciones que ofrece el servicio de mensajería. 

El consumidor no está en la obligación de utilizar la plataforma, pero sí de decidir entre rechazar las condiciones, lo que significaría que el usuario ya no podrá acceder al servicio, o aceptarlas siendo consciente de que la información personal que proporcione a sus contactos podrá ser utilizada por el conglomerado de Facebook. 

Pero entonces, ¿los usuarios en Colombia están desprotegidos totalmente frente a sus derechos de protección de la información personal? Según María Alejandra, no, siempre y cuando se compruebe que se está manipulando de forma incorrecta un dato personal porque, como lo detalló la docente, no toda la información puede considerarse como dato personal. 

Son datos personales aquellos que estén vinculados o que se puedan asociar directamente a una persona, hayan sido cifrados, anonimizados o presentados bajo un seudónimo. En este caso, esos datos están cobijados bajo un derecho reconocido en la propia Constitución y desarrollado en la Ley que permite conocer, actualizar, rectificar, incluir y excluir esos datos personales que han sido recolectados. Sin embargo, si esa información no permite identificar a una persona, no se considera como dato personal. 

Algunos ejemplos de información no personal son número de registro mercantil, dirección de correo electrónico empresarial o datos anonimizados. 

En esa medida, María Alejandra explicó que las normas y derechos en Colombia frente a la protección de la información pueden cobijar los datos que se manejan en WhatsApp pero que también se debe tener en cuenta el caso del Derecho de la Competencia. Por lo que recomendó que, si se va a aceptar las condiciones, no se comparta información privada y especialmente sensible en las plataformas que están dentro del conglomerado; ni tampoco información secreta o privilegiada

Al aceptar debemos ser conscientes que el riesgo implícito que existe es el de tratamiento de cualquier dato personal. Así que tenemos que revisar, como consumidores, esas otras aplicaciones que prestan ese mismo servicio de mensajería porque otras de ellas pueden tener estándares de seguridad más confiables. En últimas, termina siendo una cuestión de comparar y de decidir qué autorizamos en relación con el uso y tratamiento de nuestra información y nuestros datos personales”, concluyó Echavarría.

Por Laura Gómez Londoño. Agencia de Noticias UPB. 

Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años.
Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional. Nit UPB: 890.902.922-6. Todos los derechos reservados