¡Bienvenido!
Estamos mostrándote el contenido general de toda la Universidad, si quieres priorizar una seccional específica selecciónala.
Cuando quieras podrás cambiar tu selección

5 aspectos para tener en cuenta a la hora de comprar bicicleta

5 aspectos para tener en cuenta a la hora de comprar bicicleta
MedellínBogotáPalmiraMonteríaBucaramanga

A continuación, algunos aspectos que son útiles tener en cuenta a la hora de decidirse por adquirir una bicicleta, ya sea urbana, de ruta o de montaña. Todo vale, todo marca diferencia, y en mundo del ciclismo, todo es seductor y emotivamente diferenciable. 

1 . Emotivamente ciclista: Al momento de comprar bicicleta, sobre todo por primera vez, un ambiente de emotividad y compra compulsiva invade el ambiente y altera la relación comprador-vendedor-bicicleta. Difícil no dejarse seducir por los colores, los diseños de los marcos, los componentes, las llantas limpias listas para ser rodadas, en fin, un ataque cándido que no escatima en el presupuesto del noble comprador. Ante este ambiente, así haya caído en la red de seducción ciclística, defina bien su presupuesto, cuánto está dispuesto a invertirle a la bicicleta, el propósito de la misma y, ante todo, por más fiel que quiera ser con una marca, compare y pregunte mucho.

Formúlese las siguientes preguntas: ¿Qué bicicleta puedo comprar? Después de la compra, ¿voy a tener suficiente dinero para adquirir el casco, los guantes, badana…? ¿Con qué tiempo cuento para montar bicicleta? En este tiempo, ¿se justifica la bicicleta que voy a comprar? Seguro empezará a montar y ese poder de atracción que tiene el ciclismo no lo soltará o, quizá, empiece a montar y no sea constante, no lo disfrute o, simplemente, no tenga tiempo. La bicicleta se puede vender, pero para evitar eso procure darse un tiempo de gracia, de prueba a sí mismo y a lo que tiene por ofrecerle el ciclismo. A partir del conocimiento que vaya adquiriendo y con base en sus necesidades, seguro tendrá mejores argumentos para apostarle a una mejor bicicleta, ya más seguro y rodando a la fija

2.Sobre la talla: Unos más grandes, otros más pequeños. La acción de comprar bicicleta es un símil funcional al de comprar unos tenis, una camiseta o un pantalón, por poner algunos ejemplos. La bicicleta anhelada, la del color preferido, la de los componentes apropiados, la que se ajusta al presupuesto, la de la marca deseada, en fin, todo debe empezar o terminar al momento de la compra con estar al tanto de que la bicicleta nueva, tan bella y querida, se ajuste al cuerpo o que el cuerpo permita ajustarse a la bicicleta.

La talla precisa, cualquiera que sea, permitirá, ante todo, comodidad, mejor rendimiento y evitar a mediano y largo plazo posibles lesiones. Al momento de comprar la bici, exija la medida de su entrepierna y el equivalente a su talla. Mídase en la bicicleta, siéntase cómodo y solicite orientación profesional si es del caso. A veces por vender rápido y aprovechando la emotividad del comprador, en algunos establecimientos omiten este aspecto. De qué tan profesionales y serios sean depende de la guía, medición y posterior asignación de la bicicleta que mejor se ajuste a su talla. Altura, peso, contextura, todo vale y todo marca diferencia.

3. La pinta sí importa: Y si la bicicleta tiene ese poder de seducción, cuidado con los ataques indiscriminados de cascos, guantes, medias, badana, camisetas, cortavientos, gafas, entre otras bellas opciones que seducen y llaman a ponerse la mejor pinta para rodar. Es divertido y satisfactorio a veces surtirse en la primera salida del local con bicicleta nueva. Sin embargo, ante todo, proteja sus ideas y lleve el casco, ya los otros implementos los irá adquiriendo con base en la mejor de las recomendaciones: la necesidad. Qué va necesitando, qué tipo de guantes necesita, qué filtro de gafas, si prefiere badana corta o larga; múltiples opciones que con mesura y evitando ser víctima de ese golpe emotivo tan seductor, podrá ir adquiriendo con mayor racionalidad su indumentaria adecuada.

 
Bicicleta de montaña

4.Montaña, ruta o urbana: Algo debió encender la curiosidad o deseo de comprar bicicleta. Conocidos disfrutando de las trochas en la montaña, amigos o personas cercanas devorando kilómetros en carretera o la acción ambientalmente amigable y saludable con usted mismo de moverse por la ciudad en bicicleta. Todo se puede hacer en una bici, pero mucho mejor, más divertido, mejor rendimiento y hasta más cómodo si enfoca la compra de su bicicleta al gusto y anhelo de usarla en los terrenos o modalidades existentes.

Es de humanos errar en el gusto primario a la hora de adquirir bicicleta. Una bici de montaña puede no ser con el tiempo muy funcional, o una de ruta puede no satisfacer sus necesidades; ya para andar en la ciudad se puede de todo, pero si su montada es recreativa y urbanamente establecida, seguro habrá modelos y diseños que se le faciliten a su presupuesto y gusto. Vaya claro en su objetivo, lo que quiere, evite dejarse condicionar por algún vendedor. El ciclista se forja sus caminos, es él quien escoge su máquina de entrenamiento, su herramienta de movilidad citadina o su dama de dos ruedas conquistadora de montañas.

5.  Bicicleta bien parqueada: Tiempo laboral, académico, la familia, viajes y, sobre todo, la salud, son hechos que pueden afectar la experiencia de montar en bicicleta. Salir requiere de tiempo, así sea poco. Nadie está en la condición de juzgar el manejo que cada uno le da sus horas de montada o a las horas de dedicación a otras cosas que impedirán montar. Más que un error, es una cuestión de planificación, de sacrificio y de voluntad basada en el esfuerzo propio, en las metas personales y las marcas individuales. Una bicicleta bien parqueada puede estar esperando a ser activada, disfrutada y querida. Adquirirla para dejarla en un rincón, en un cuarto útil o exponerla al óxido y otras afecciones, implican que un buen acto de responsabilidad sea decidirse de una vez por todas arriesgarse a reanudar, compartir y dedicarle kilómetros al corazón y las piernas. Un buen gesto, ante una bici adquirida y parqueada es compartirla, venderla a un buen precio y a un buen y activo postor. Una bici existe para darle vida a quien la monta a través del movimiento.

Por: César Alejandro Buriticá

  • Todos los derechos reservados
  • Términos y Condiciones
  • Política de Privacidad
  • Septiembre de 2016 - Colombia
  • Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
  • Reacreditación en Alta Calidad por 8 años. Resolución 02444 del MEN - Febrero 22 de 2017.