“Es más fácil entrar a un trabajo que conservarlo”

 
Hombres trabajando

Mucho se habla de cómo ingresar al mercado laboral y de sobrevivir en él. La hoja de vida, esa carta de presentación que todos hacemos generalmente con temor, esperanza y fe, es lógicamente una de las piezas con las cuales iniciamos las relaciones de trabajo, y cuando con ella logramos una entrevista iniciamos un camino que aspiramos nos lleve a un buen empleo. Sin embargo, se dice también, popularmente, que es más fácil entrar a un trabajo que conservarlo.

En este sentido es importante recomendar lo siguiente:

1. Confianza

En las relaciones laborales, como en la vida, saber generar y sostener la confianza es clave. En un proceso de selección, y en el desempeño laboral, un empleador contrata y cuenta con aquella persona que supo ganarse su confianza con datos y hechos concretos. Por datos entendemos que lo que dice la hoja de vida es cierto y no está exagerado, tergiversado o, incluso, inventado. Por hechos entendemos que las acciones que la persona lleva a cabo en su trabajo y su vida son basadas en la ética y los valores que la hacen un buen ser humano y un buen profesional.

En el caso bolivariano, nuestra formación enfatiza profundamente este punto y nos brinda fortalezas muy importantes para el desempeño profesional, ayudándonos a generar y consolidar la mencionada confianza.

2. Inteligencia Emocional

Lo segundo que es fundamental para sostenerse y crecer laboralmente es la inteligencia emocional. Uno debe controlar sus emociones, no ellas a uno. La calma, la coherencia, la amabilidad, la templanza y la resiliencia, entre muchas otras cualidades, son reflejos de inteligencia emocional necesaria para trabajar en equipo y tratar con empleadores y clientes.

4 signos de que tu inteligencia emocional es alta

Después de todo una relación laboral es una relación humana, y está llena de complejidades que debemos enfrentar y gestionar diariamente sacando lo mejor de ellas, no dejando que ellas saquen lo malo de nosotros. Este factor es de primordial importancia para ser percibidos como personas y profesionales confiables.
 
trabajo

3. Comunicación

Lo tercero es saber comunicarse. En este momento la continua sospecha, la fascinación por criticar y ese " schadenfreude” (ese “placer” natural por ver al otro en desgracia) están exacerbados por las polarizaciones que tenemos en nuestra sociedad, y en el trabajo eso, sumado a los intereses encontrados y creados, aumenta el impacto negativo de esas conductas.

Ser honestos, asertivos, amablemente firmes y debatir siempre con argumentos reales y no con simples opiniones, genera solidez en las informaciones que ayudan a que las decisiones sean mejores.

Todos decimos e que hablamos claramente, pero recordemos que cada persona es un mundo y la percepción de cada mensaje tiene montones de mediaciones que cambian fácilmente el sentido, creando malos entendidos y conflictos que, con suficiente inteligencia emocional y poniéndose “en los zapatos del otro”, pueden evitarse para ayudar a que a todos en el trabajo les vaya bien.

4. No al orgullo

Por último: el orgullo es un terrible consejero (y una muestra fehaciente de poca inteligencia emocional). Ed Catmull, uno de los genios detrás de Pixar y de películas tan innovadoras como Toy Story, comentaba que los logros de esa empresa solamente se materializaron cuando tantas personas trabajando juntas aprendieron a dejar los egos y orgullos por fuera de los lugares donde estaban discutiendo ideas. “Llevarse el punto” muchas veces nos lleva a que todos pierdan el norte y los proyectos fracasen.

 
Trabajo en equipo

Estos son pues algunas recomendaciones basadas en la experiencia, pero si hay algo claro es que uno “nunca termina de aprender”.

Por

Juan David Tous Ramírez
Egresado Comunicación Social - Periodismo
Gerente de Comunicaciones y Marketing
ManpowerGroup Colombia

Artículos que te pueden interesar

Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años.
Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional. Nit UPB: 890.902.922-6. Todos los derechos reservados