Jackie, más que una primera dama

3 abr. 2018 En: CineMétodo Tiempo de lectura: 5 Minutos
 
Imagen de la crítica Jackie, más que una primera dama

El viernes 22 de noviembre de 1963 es un día que muchas personas de Estados Unidos y del mundo recuerdan. John F. Kennedy (JFK) presidente de dicho país es asesinado a plena luz del día mientras circulaba en un automóvil descapotado en Dallas, Texas.

Este magnicidio es el conflicto principal de la película Jackie, un filme que nos lleva a descubrir las vivencias de la que sería la viuda más famosa del mundo en su tiempo. Dirigida por Pablo Larraín, director chileno y protagonizada por Natalie Portman encarnando a la esposa del expresidente Kennedy. Actuación que le valió un premio Critic’s Choice a mejor actriz y una nominación al Oscar en la misma categoría.

En Jackie encontramos una película biográfica con tonos de drama que nos relata cómo afrontó Jacqueline Kennedy la muerte de su esposo justo en su regazo, que la dejó casi tan destrozada como el cráneo del difunto y la llevó a batallar para poder seguir adelante después de la tragedia.

Larraín acude a primeros planos para mostrar la esencia del sentir de Jackie en ese momento de sufrimiento, nos lleva al punto de emocionarnos por sus expresiones y, además, se auxilia en planos abiertos para mostrar la soledad que acompañó a la protagonista desde la muerte de su esposo, hasta el punto de recaer por la presión, mientras intenta cuidar su imagen mediática de mujer fuerte.

Jackie, perfectamente personificada por Portman consigue evocar la dualidad de la vida pública con la privada que tenía que mantener la primera dama, a pesar de encontrarse muchas veces asustada frente a lo ocurrido. Asimismo, la historia es contada en diferentes fragmentos que nos permiten ir siguiendo la línea narrativa a la par de la entrevista que le hace un periodista (cuyo nombre no se especifica), haciéndonos saltar en el tiempo, debido a la importancia de los hechos. 

El asesinato del presidente es un golpe que lleva a la Sra. Kennedy a replantearse su vida y su fe, a través de muchos matices, la película nos lleva hasta la lucha, el dolor, el pánico y la desesperación en la que se ve inmersa la primera dama en los días siguientes al magnicidio. Una mujer que queda desolada con dos hijos.

La primera dama en ese momento se convierte en un ícono de dignidad, carácter y entereza por la actitud que toma para mostrarse fuerte ante su adversidad, intenta evidenciar el terrible acto que se ha cometido al permanecer con el famoso vestido Chanel rosa, puesto momentos después de la muerte de Jack, y en el momento del juramento que posesiona a Lyndon B. Johnson como nuevo presidente.

La primera dama en ese momento se convierte en un ícono de dignidad, carácter y entereza por la actitud que toma para mostrarse fuerte ante su adversidad, intenta evidenciar el terrible acto que se ha cometido al permanecer con el famoso vestido Chanel rosa, puesto momentos después de la muerte de Jack, y en el momento del juramento que posesiona a Lyndon B. Johnson como nuevo presidente.

Igualmente pretende explicarle a sus pequeños hijos que su padre se fue y, sobretodo, Jackie encuentra como objetivo principal honrar el honor de JFK y definir cuál es el legado histórico que ha dejado su esposo, el mito que dio luz al presidente único que nunca tendrá un similar, el Camelot de la casa blanca.

Con escenas bien logradas, el filme de Larraín nos permite ver el gran significado que tuvieron estos sucesos en la historia, representando algunos hechos como los disparos a Kennedy, el posicionamiento de Johnson como nuevo presidente en el avión presidencial, el multitudinario funeral del expresidente JFK y el liderazgo que debió tomar “Bobby” Kennedy en representación de su familia y en apoyo a Jackie.

Una banda sonora conmovedora es otro elemento sobresaliente de la película, nos atrapa al largometraje, y nos termina de dibujar a una mujer determinante, con vanidad y majestuosidad que le pone cara al infortunio y se convierte en una imagen de lucha, una mujer que decide marchar junto al ataúd de su esposo con su vestido de luto y busca que este tenga una despedida merecida, de la envergadura de un presidente, al nivel del también asesinado expresidente Abraham Lincoln. 

Jackie, es por esto, la creadora de un mito que ha influido en un país y ha dejado marcado el legado de John F. Kennedy y el de ella misma en la historia.

No olvidemos que una vez existió un lugar que durante un breve pero brillante momento fue conocido como Camelot… Nunca volverá a haber otro Camelot”
Jackie Kennedy. 

Aquí puedes ver el trailer 

 

Ficha Técnica

Título: Jackie
Director: Pablo Larraín - Chile
Premios:
Premio del Festival Internacional de Cine de Venecia al mejor guion (2016)
Premio de la Crítica Cinematográfica a la mejor actriz (Natalie Portman) (2016)
Año de publicación: 2016
Duración: 1h 40min

 

Autor de la crítica
Santiago López Martínez – santiago.lopezm@upb.edu.co

 

Nota aclaratoria

Este texto compromete la opinión del autor que lo realiza; este no refleja necesariamente la posición del Programa de Divulgación Científica o a la Universidad Pontificia Bolivariana.

 

Artículos que te pueden interesar

Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años.
Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional. Nit UPB: 890.902.922-6. Todos los derechos reservados