Cuando la ciencia ficción y el romance hacen clic

2 ago. 2017 En: CineMétodo
 
Her

Con una relación que le es fiel a las características de un vínculo afectivo, el guionista y director Spike Jonze explica que la película más allá de estar vinculada con la ciencia ficción, al situarla en un futuro cercano, es una historia de amor entre Theodore, un escritor de cartas por encargo, y Samantha, su sistema operativo (SO).

La película que tuvo cinco nominaciones a los Premios Oscar, de las cuales resultó ganadora en mejor guion original, tiene una estética atemporal. Plantea una ruptura con los colores que estamos acostumbrados a ver en este tipo de cintas que evocan al futuro, puesto que por lo general las vemos acompañadas de tonos fríos y un vestuario ceñido al cuerpo que se puede adaptar a las condiciones del entorno.

 
Mentes conectadas, ficción y amor

Ilustración: Julián Mesa Mejía

Es por esto que a partir del predominio de los naranjas, amarillos y rojos en las prendas y la decoración de los espacios también basados en la moda de los años 20 y lo vintage, se dan pistas de la intención comunicativa que tiene el autor de acercarnos a la base de su obra y las relaciones personales que tienen en cuenta fallas y logros.

La cinta estrenada en el 2013 presenta una mezcla entre géneros cinematográficos, lo que es muy frecuente por estos días y que a su vez genera mayores distractores ligados al entretenimiento y no al contenido, es por esto que se hace necesario realizar factores diferenciadores como el que esta película propone, uniendo la ciencia ficción con la comedia romántica, pero dejando pistas en la ambientación con la calidez visual de la puesta en escena, lo que hace que el largometraje produzca emoción y mayores vínculos con los personajes por la temática que se pretende exaltar.

Gracias a esto, la película rechaza la fotografía futurista que se esperaría, y reclama para el espectador una familiaridad visual, una conexión con aquellos rasgos humanos que tienden a perderse en cintas situadas en dicha temporalidad.

Si Samantha es un SO o no, si es real o no, o si conlleva a sentir algo más o no, no es lo relevante, sino su noviazgo con Theodore que representa los inconvenientes comunes de una relación, los altibajos, enseñanzas y miedos; ella es para él un arnés que lo sujeta a la vida, una manera de alejarse de la soledad y de la deshumanización que lo lleva del trabajo a su casa; lo acerca a su idea de felicidad, lo ayuda a reencontrarse consigo mismo y a disfrutar del mundo".

Sin necesidad de poseer un cuerpo, la voz que interpreta Scarlett Johansson nos abre paso a la imaginación, para crearla a nuestro gusto y medida. La naturalidad y tranquilidad al hablar, las expresiones y temas de conversación que propone generan características compatibles, ya sean de afinidad o apatía, generando una conexión con su incorpóreo personaje.

La falta de cuerpo en Samantha no perjudica su desarrollo como personaje, por el contrario, encontramos en ella alguien que lo hace más interesante que de costumbre, por sus gustos y su carácter, pues es su mismo personaje quien se encarga de formarse, al inicio con el anhelo de ser una persona basada en las necesidades de Theodore, y luego como un sistema operativo que sin pretender ser alguien más está consciente de lo que es y las capacidades que posee.

Esa creación de una libre personalidad nos lleva a preguntar qué desventajas puede conllevar una relación de este tipo o si la sociedad en la que nos relacionamos está preparada para esto; olvidamos la necesidad humana de compañía, roce y contacto físico, dudamos de las relaciones de afecto si no encontramos evidencias físicas que lo comprueben, y ante esto Her se consolida como una muestra de las posibilidades adyacentes al crecimiento personal.

Tememos como sociedad que una creación artificial pueda comprender la complejidad de la humanidad, al tiempo que nos percatamos de que esta, puede llegar a la humanización que tanto se ha perdido al pasar de la tecnología.

Samantha descubre con nosotros a través de la película, cómo las personas pueden generar sentimientos, pensamientos y emociones por medio del lenguaje, las relaciones (tan conflictivas) y la memoria que nos marca tanto como seres sociales. Incluso, Her juega con nuestro concepto de realidad al dificultarnos la negación o aceptación de la existencia de Samantha, ¿Qué falta en ella para considerarla semejante e igual a nosotros? ¿Acaso su creación artificial e inexistente corporeidad subrogan por completo el hecho de que piensa, siente, anhela y sufre como nosotros?

Her nos confirma la importancia del lenguaje en la construcción de las relaciones interpersonales e intrapersonales, el vínculo generado con los protagonistas comparte agentes más trascendentales que un cuerpo, superan lo físico y el pasado para lograr hacer duelos y buscar avanzar con el fin de conseguir una idea de felicidad o tranquilidad.

El largometraje proyecta un mundo donde los avances tecnológicos hacen parte inamovible de nuestra vida, lo que está más cerca de lo que se cree. El conocer a una persona más por su reflejo personal en la red, que por su presencia física es más común de lo que se puede imaginar. A simple vista, la cinta de Jonze mezcla todo aquello que llama la atención: diálogos atrayentes, calidez de la imagen, estética narrativa, y perfecta música y ambientación. A fondo, sobre aquello que se reflexiona al pasar del filme, encontramos las cuestiones no tan ocultas de la obra: un llamado a la humanización en medio de belleza y arte, la soledad generada por los recuerdos y añoranzas, cartas que ya nadie escribe, y la manera de querer que pocos entienden.  En pocas palabras logra lo no tan obvio pero acertado: esbozar lo humano bajo una línea futurista donde todo se ha desdibujado.

En esta cinta lo humano prevalece sobre las temáticas de la ciencia ficción, se relatan temas cercanos como el amor, la amistad, el pasado, los miedos y la soledad. No cae en lo cliché de las temáticas futuristas, y nos deja con sinsabores relacionados con la capacidad de mantener ciertas relaciones sin anular al otro y aportándole para que crezca como persona.

 

Ficha Técnica

Título: Her

Director: Spike Jonze – Estados Unidos

Premios: Premio Oscar al mejor guion original (2014) | Premio Golden Globe al mejor guion (2014)

Año: 2013

Duración: 2h 6 min

 

Aquí puedes ver el trailer de la película

 

Autoras de la crítica

Sara Restrepo Mesa - sara.restrepom@upb.edu.co

Manuela Rendón Uribe - manuela.rendonu@upb.edu.co

 

 

Nota aclaratoria

Este texto compromete la opinión de las autoras que realizan el texto; este no refleja necesariamente la posición del Programa de Divulgación Científica o de la Universidad Pontificia Bolivariana.

 

 

Artículos que te pueden interesar

 
claqueta de cine

Prográmate para la experiencia Cinemétodo

Categoría: cultura
Publicado en: CineMétodo
Por: Claudia Patricia Gil Salcedo17 jul. 2017
  • Todos los derechos reservados
  • Términos y Condiciones
  • Política de Privacidad
  • Septiembre de 2016 - Colombia
  • Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
  • Acreditación Institucional de Alta Calidad Multicampus. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años. Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional.