Gamification: qué es y cómo implementarlo

 
gamificación, qué es

Usar la lúdica para enseñar o promover una reflexión es una práctica común empleada desde los salones de clase hasta los entornos laborales. Lillyana Uribe, comunicadora de UPB virtual, quien ha estudiado el concepto de la gamification (en inglés), gamificación o ludificación, (en español) nos da algunas claves que podemos tener en cuenta a la hora de aplicar esta metodología.

¿Qué es gamification?

Lo primero que debemos saber es que la gamification no son juegos; son estrategias de los juegos aplicadas en entornos reales o serios; por ejemplo, la educación, el mundo laboral, los recursos humanos, el mercadeo, las ventas, la fidelización de clientes o la cultura ciudadana.

Un ejemplo:

Una experiencia gamification aplicada a la ciudadanía ocurrió en Estocolmo, donde crearon una lotería para promover la reducción de velocidad. Las cámaras que captaban a los conductores con exceso de velocidad, mostraban una señal positiva cuando el conductor pasaba a una velocidad permitida, y le tomaban una foto. A los que excedían la velocidad permitida les hacían lo mismo, pero les cobraban. Con la plata recogida de esas multas, alimentaban un fondo, y luego hacían el sorteo del dinero entre los que fueron reconocidos por manejar a una velocidad aceptable.

 
características de la gamification
Puntos, niveles, recolección de recursos, progreso, misiones, avatars o personajes, interacción social o premios, son características que tomamos prestadas de los juegos para hacer una buena metodología de gamification.

Sí, debe divertir

¿Cómo se logra? Consiguiendo que los participantes ganen, resuelvan problemas, exploren, se relajen, trabajen en equipo, coleccionen, imaginen, compartan o adquieran roles. La diversión contribuye a alcanzar el objetivo final.

Lo ideal es que la participación sea voluntaria y que los participantes no se sientan obligados o vigilados.

Cómo se diseña una metodología de gamification

Para arrancar debemos definir los objetivos que queremos alcanzar. Luego, debemos tener claro:

  • Qué queremos que haga la gente y qué queremos medir.
  • Quiénes son los jugadores y qué los motiva.
  • Cuál será la trayectoria de actividades: debe haber un punto de partida, uno de llegado y unos puntos intermedios que le permitan al jugador alcanzar pequeños logros.
  • Cuál será la parte divertida.
  • Qué herramientas vamos a emplear.

¡Para recordar!

  1. El grado de dificultad lo debemos ir incrementando a medida que avanza la dinámica. Empezar desde lo fácil y entregarle a los jugadores retos más díficiles de manera paulatina, ya que no todos tienen la misma tolerancia a la frustración. Nuestro objetivo debe ser que todos lleguen al final.
  2. La retroalimentación debe estar presente. Debemos contarles a los participantes cómo está siendo su progreso.
  3. Las reglas de la actividad deben quedar claras desde el principio.
  • Todos los derechos reservados
  • Términos y Condiciones
  • Política de Privacidad
  • Septiembre de 2016 - Colombia
  • Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
  • Acreditación Institucional de Alta Calidad Multicampus. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años. Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional.