Desarrollos científicos cuentan con patente en el exterior

Disponible en:Medellín29 mar. 2017

Agencia de Noticias UPB - Medellín. Una creación inédita es el mayor logro de todo investigador, sea de cualquier ciencia o disciplina que hoy en día exista. Como el escritor de exitosas canciones, hasta la más ardua búsqueda a nivel molecular, cada nuevo invento abre la mente del hombre en un mundo donde aún falta mucho por descubrir.

 
Aerogenerador

El aerogenerador puede ser apreciado en el campus Laureles

 
Vladimir Martínez, docente investigador

Vladimir Martínez, docente investigador en temas de nanotecnología

La UPB, por fortuna, es una de las instituciones con mayor tradición investigativa del país. Especializados en contribuir con la solución de muchas necesidades, investigadores de la universidad trabajan en conseguir lo impensado. Un diseño de hélice que permite sortear positivamente la falta de vientos, o un sistema de construcción modular de bajo costo, marcan precedente en el entorno científico local y hasta internacional.

Cada innovación, por más impacto que se le vaticine, es susceptible de todo tipo de intenciones. Existen personas que ven el potencial que otros no, como pasó con uno de los inventos que revolucionó esta era: el teléfono. El escocés Graham Bell, convencido del ya creado prototipo de Antonio Meucci, se adelantó y patentó su primer diseño, lo que le ha valido la fama mundial. La revolución en las telecomunicaciones acercó a grandes urbes en todo el mundo, una visión que le faltó al italiano.

Promoviendo una cultura de protección

La importancia de patentar o de brindar algún tipo de protección, blinda a los creadores de las intenciones de algunos, en obtener provecho a espaldas del esfuerzo de otros.

 
Paula Andrea Rivera, líder del Programa de Propiedad Intelectual del CIDI

Paula Andrea Rivera, líder del Programa de Propiedad Intelectual del CIDI

Por eso Camila Zapata, profesional de gestión, y la líder Paula Andrea Rivera, ambas del Programa de Propiedad Intelectual del Centro de Investigación para el Desarrollo y la Innovación -CIDI de la UPB, recomiendan la detección y planeación de creaciones susceptibles de patentamiento.

Para ello se vienen realizando diversas charlas con el fin de generar capacidades y promover una cultura de respeto y protección de la propiedad intelectual, particularmente de patentes en los ámbitos nacional e internacional, según lo manifestó Rivera.

La líder del programa también agregó:

Con los investigadores nos reunimos e identificamos si hay una posible invención, se hace un estudio del estado del arte a través de la labor de vigilancia tecnológica, y luego se realiza el proceso de redacción de patente. Paralelo a ello, se hace labor de vigilancia tecnológica también para identificar posibles aliados comerciales”

Actualmente la UPB cuenta con trece patentes concedidas de las cuales tres tienen protección en diferentes países como México y los Estados Unidos. Una de ellas se denomina: “Sistema para la generación de energía eléctrica a partir de energía eólica de baja velocidad con dos sistemas de ala impulsora”, patente concedida a la universidad y a la compañía estatal de petróleos, Ecopetrol, en México y Estados Unidos.

Otro de los desarrollos lleva por nombre: “Métodos para la preparación de Nanotubos de Carbono dopados con diferentes elementos”, concedida a la Universidad y al Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV) en México.

Ambas son fruto del acompañamiento y oportunidades que brinda el CIDI a través del Sistema de Investigación, Transferencia e Innovación -SITI.

La universidad tiene una amplia experiencia en procesos de presentación de solicitudes de patente tanto en Colombia como en algunos países de los más de 135 que han suscrito el PCT.

 
Camila Zapata, Paula Rivera y María Conchita Ramos, miembros del Programa de Propiedad Intelectual

De izquierda a derecha: Camila Zapata, Paula Rivera y María Conchita Ramos, miembros del Programa de Propiedad Intelectual

Según las abogadas del Programa de Propiedad Intelectual, para iniciar un proceso de protección en algún país diferente a Colombia, la UPB exige que sobre la invención exista como mínimo una carta de intención emitida por un tercero domiciliado en dicho país, lo cual se logra con el apoyo de los diferentes programas que componen el SITI y del equipo de inventores, de esta forma se procede con la presentación de la patente por medio del tratado.

Aliados locales como Ruta N favorecen el ecosistema investigativo en ciudades como Medellín. Convocatorias como la reciente de Leaders of Innovatios Fellowship, liderada también por organismos británicos, permitirá que más investigadores conozcan el contexto y encuentren las oportunidades de vigilancia y comercialización, como el diseño de hélice, que se encuentra en proceso de obtener patente para la Unión Europea, una ambiciosa apuesta por ingresar a los competitivos mercados del norte del viejo continente donde proliferan los parques eólicos.

El PCT, por su carácter cooperativo, seguirá siendo la opción más óptima de ingreso a más países, de las invenciones que surjan en aulas y laboratorios de la UPB, contando desde el CIDI con un acompañamiento permanente a los grupos de investigación en las etapas propias de desarrollo, protección, valoración, comercialización y transferencia de sus resultados.

Por Jorge Andrés Jaramillo - Agencia de Noticias UPB

  • Todos los derechos reservados
  • Términos y Condiciones
  • Política de Privacidad
  • Septiembre de 2016 - Colombia
  • Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
  • Acreditación Institucional de Alta Calidad Multicampus. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años. Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional.