“La mayor parte de la contaminación proviene de los vehículos y motocicletas que circulan por la ciudad”: Kento Taro Magara

Disponible en:Bucaramanga22 feb. 2019

 

 
Ciudad de Bucaramanga

Agencia de Noticias UPB - Bucaramanga.  

La preocupación general que hay en los ciudadanos sobre la calidad del aire y el impacto de este en  el desarrollo de enfermedades respiratoria, han generado un estado de alerta frente al cambio climático que se vive en el mundo.

En el caso del país, informes previos han demostrado que la producción industrial y los vehículos en circulación pueden ser determinantes a la hora de impactar la calidad del aire.

Hablamos con el doctor Kento Taro Magara, profesor de la Facultad de Ingeniería Ambiental sobre la calidad del aire en Bucaramanga y el área metropolitana, y qué medidas deben adoptarse para minimizar el impacto ambiental en la capital santandereana.

¿Tiene Bucaramanga un con alto índice de contaminación?

Kento Taro Magara: Por suerte Bucaramanga aún no es considerada como una de las ciudades más contaminadas de Colombia,  esto no quiere decir que no debamos estar alerta, ya que en los últimos años se ha visto un incremento en el parque automotor que transita por la ciudad, en especial en el número de motos, que es de 2.2 por cada vehículo, es decir que actualmente más de 350 mil motocicletas circulan por Bucaramanga y su área metropolitana”

¿De dónde proviene el mayor aporte de contaminación de la ciudad?

Kento Taro Magara: Teniendo en cuenta que Bucaramanga no es una ciudad industrializada, es importante resaltar que el mayor aporte de la contaminación proviene de las fuentes móviles, es decir, de los vehículos que circulan en general, incluyendo aquellos con motores diésel, buses, camiones, tracto mulas, Metrolínea, entre otros y los de motores a gasolina que son los taxis, carros particulares y motocicletas.

¿La calidad del aire en Bucaramanga es mala?

Kento Taro Magara: En un estudio previo que realizamos con la Unab y que estuvo financiado por Colciencias, nos dimos cuenta de que hay lugares en la ciudad que se consideran más contaminados que otros, como la carrera 15 con calle 50, donde pudimos detectar que en este lugar se cumple con el valor máximo permisible sugerido por la norma colombiana, pero se supera el valor permitido por la Organización Mundial de la Salud.

¿El pico y placa es una buena estrategia para minimizar la contaminación?

Kento Taro: La verdad el pico y placa no ayuda mucho a bajarle a la contaminación, porque desde que se implementó se aumentó el número de carros y motos en las calles, pues las personas prefirieron comprar otro vehículo  para evitar verse afectadas por la medida.

¿Qué recomendaciones se pueden dar para minimizar el impacto ambiental y mejor la calidad del aire en la ciudad?

Kento Taro: En Bucaramanga se requiere urgente una Red de Vigilancia de la Calidad del Aire permanente, que emita datos que nos permita saber si estamos bien o mal, administrada por las autoridades ambientales de la ciudad. Dentro de las medidas que se podrían ir implementando están:

  • Mejorar las red de servicio público.
  • Limitar el acceso de vehículos particulares a ciertas zonas de la ciudad como el centro por ejemplo.
  • Mejorar la calidad del combustible.
  • Ser estrictos en el control sobre el estado de los vehículos.
  • Que los centros de diagnóstico automotor sean más rigurosos y que realmente cumplan con la función, que si hay un vehículo que no cumple con los estándares no lo dejen circular y lo retiren de las calles.
  • Motivar en las personas el uso de la bicicleta.

Te puede interesar: La UPB se une a la revolución de la Bicicleta en Bucaramanga:

¿En qué proyecto de investigación está trabajando actualmente?

Kento Taro: Con unos estudiantes de último semestre de Ingeniería Ambiental de la UPB vamos a hacer un trabajo de investigación, para determinar cuál es el nivel de exposición a material particulado de las personas que circularán por la cicloinfraestructura, proyecto de la Alcaldía de Bucaramanga.

¿En qué consiste el proyecto?

Kento Taro: La idea es revisar si las zonas por las que transitarán los ciclistas están contaminadas, y si el riesgo de exposición es mayor comparado con una persona que vaya a pie, para ello vamos a ajustar a unas bicicletas dos equipos que miden en tiempo real la concentración de material particulado. Esperamos iniciar el próximo mes las pruebas en las ciclorutas que conforman esta cicloinfraestructura. El proyecto lo estamos trabajando en colaboración con un grupo de investigación de la UIS, que desarrollo uno de los equipos con los que se van a hacer las mediciones de material particulado.  

Por: Catalina Serrano Vásquez. Agencia de Noticias UPB - Bucaramanga 

  • Todos los derechos reservados
  • Términos y Condiciones
  • Política de Privacidad
  • Septiembre de 2016 - Colombia
  • Universidad sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.
  • Acreditación Institucional de Alta Calidad Multicampus. Resolución 17228 del 24 de octubre de 2018 - 6 años. Otorgado por el Ministerio de Educación Nacional.